Por: Ismar Figuera

Muchos son los que han cambiado su vida a través de la agricultura familiar, ya sea porque recuperaron un espacio ocioso de su casa, ahorran dinero o porque han logrado más integración familiar y comunitaria. Esta vez presentamos la experiencia de Ramiro Lincoln, un participante que se sumó al proyecto Huertos Familiares hace dos años y medio. Padre de dos adolescentes y esposo de su compañera, lidera su familia y se encarga de ser proveedor del alimento. Su huerto de 30 m2 se encuentra específicamente en el Limón, sector Valle Verde, estado Aragua. 

‘’Mis dos hijos, de 18 y 17 años, siempre están ayudándome. Cargan tierra, limpian la maleza. Mi esposa se encarga de recolectar las semillas de los rubros que sembramos para hacer nuestro banco’’ 

Ramiro Lincoln

Su interés por participar fue propiciado por su conocimiento en agronomía, ya que estudió la carrera, pero por asuntos personales no pudo continuar. Lincoln había sembrado algunas hortalizas en su patio que era destinado a los escombros y otros materiales que lo ocupaban. 

Impulsado por Acción Campesina logró recuperar un espacio ocioso

‘’Me faltaba incentivo. El patio era una ruma de escombros bastante grande. Era casi imposible sembrar ahí. En una oportunidad me tropecé con el ingeniero Diego Diamont. Él me comentó sobre Acción Campesina, que le ofrecía asistencia técnica a las personas y me interesó bastante’’. 

Ramiro Lincoln

‘’Una vez que él habló conmigo y visitó el patio trasero, comencé a sacar escombros. Utilicé arcilla que tenía guardada para hacer canteros. Busqué tierra de la montaña que queda cerca. Y comencé a ampliar un poco los conocimientos adquiridos en la facultad, junto con los que me daba Diego. Así fue que mi huerto poco a poco empezó a florecer’’. 

Ramiro Lincoln

‘’Inicié con la siembra de tomate por cuenta propia. Después Diego me suministró las semillas de Acción Campesina, con las que pude sembrar berenjena, calabacín, pepino, cilantro, rábano y acelga’’. 

Ramiro Lincoln

Ramiro perdió su siembra en varias oportunidades debido a factores como las fuertes lluvias, el tamaño del espacio, el poco drenaje y la condición del suelo del patio donde sembraba, sin embargo no se dio por vencido. 

‘’Nada de eso me desmotivó, al contrario, debido a que no se me daban, seguí insistiendo hasta que le busqué la vuelta para sobrevivir. Actualmente tengo 80 plantas de tomate manzano, algunas variedades de tomate perita nacional e importado. También tengo cilantro, berenjena, lechuga, espinaca, acelga, cambur. Todo esto en un espacio bastante reducido.’’

Ramiro Lincoln

El ingenio y la resiliencia son cualidades intrínsecas de Ramiro  

La agricultura desarrolla la creatividad y la resiliencia, el huerto de Ramiro es una muestra de ello, pues se las ha ingeniado para sembrar en un espacio muy reducido, con poca ventilación y drenaje. 

El ingenio de esta familia lo demuestran porque saben aprovechar los recursos del entorno, tal como lo promueve Acción Campesina en cada comunidad. Solo es a través de la agricultura orgánica que los huertos familiares pueden ser sustentables y sostenibles.

‘’Yo juego mucho con el espacio que tengo. Siembro a través de canteros ya que directamente en el suelo no prospera la siembra’’.

Ramiro Lincoln

‘’Nunca había trabajado con composta y eso es la panacea. Logra que las matas realcen su belleza y crezcan muy saludables. Mi huerto es orgánico, no empleo nada de productos químicos. Realizamos biocidas a base de hierbas aromáticas, matas de pica pica, ají picante, chimó, y cenizas del fogón. Mientras estaba en el proyecto con Acción Campesina, puede utilizar otros biocidas que son muy efectivos pero un poco costosos, Beauveria, Trichoderma y Bacillus. Son biocontroladores’’.

Ramiro Lincoln

La agricultura influye en todos los aspectos de la vida

Un solo ámbito de la vida no es suficiente para medir el impacto de la agricultura familiar. Así lo comenta este padre de familia que ha encontrado en su huerto un medio para aliviar las cargas diarias de estrés. Es un refugio que le provee alimento, seguridad y terapia emocional.

‘’Tener un huerto no es solo para solucionar los problemas que tienes de consumo alimenticio. Te brinda múltiples beneficios como el ahorro, ya que destinas el dinero para otras cosas. También es una manera de liberar el estrés del día a día. Tan solo con estar en el huerto, atender las plantas, ver como surge de nuevo una vida, el crecimiento, desenvolvimiento, es una experiencia espectacular, además de relajante’’.

Ramiro Lincoln

‘’ Mi huerto está en un proceso de evolución constante. A lo mejor mañana cae un palo de agua y me tumba toda la siembra, pero ya pasado mañana estoy en proceso de levantarla. No dejo que ningún tipo de circunstancias me tumbe los proyectos y deseos que tengo en mi huerto’’. 

Ramiro Lincoln

En esta etapa Ramiro ya no forma parte del proyecto porque terminó la fase. Lo que le queda son los conocimientos y una muestra tangible de que solo un impulso es suficiente para que un huerto sea sostenible en el tiempo. 

‘’A pesar de que ya haya cerrado el proyecto en esta zona, aún sigue habiendo asistencia técnica por parte de Diego. Ya que hay cosas que escapan de mi conocimiento, siempre acudo a él que está dispuesto a apoyarme’’

Ramiro Lincoln

Esta es la muestra de que quien quiere puede lograr lo que se proponga, mientras sepa aprovechar los impulsos y los recursos del entorno. Una de las premisas del proyecto huertos familiares es que puedan seguir solos, con su creatividad, ingenio y constancia.

Un padre de familia recuperó su patio para sembrar y ahora es fuente de su alimento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: