Cuando el bebé toma el pezón de su madre alimenta su vida, se vincula con ella, se protege y desarrolla íntegramente su sistema de órganos. La leche materna, preciado líquido, le ofrece todos los nutrientes que necesita en sus primeros seis meses, es lo primero que lo alimenta y determina su salud a lo largo de su paso por el mundo. Por tal razón, la Organización Mundial de la Salud (OMS), establece la lactancia materna exclusiva hasta dicho período. Aunque garantizar esta práctica no es solo responsabilidad de la madre, sino de todo su entorno. 

En esta oportunidad conversamos con Yngrid Candela, doctora en nutrición, investigadora, docente y asesora nutricional del Grupo Social CESAP, sobre los avances e indicadores de alerta para que la lactancia materna se desarrolle en el país. 

Todos los años, los primeros días  de agosto se celebra la semana mundial de la lactancia materna y siempre va acompañada de un lema. Este 2021 es «Proteger la lactancia materna: una responsabilidad compartida».

Fuente: Cluster de Nutrición Venezuela

‘’La misma parte desde que siempre se ha tenido la concepción de que la mamá es la única responsable del proceso de amamantar. Más allá, también se sabe que el entorno donde se desenvuelve la mamá tiene muchos determinantes para que ella pueda alimentar al hijo.’’ Explicó Yngrid Candela. 

Estos son:

  • El hogar donde vive la mujer con su familia, la sociedad, aspectos relacionados a la cultura, conocimientos, actitudes y prácticas que se transfieren entre generaciones. 
  • El nivel institucional desde que la mamá queda embarazada. Las instituciones tienen la obligación de atenderla. Y esto depende de las políticas que el gobierno establezca para la gestión.
  • Los organismos internacionales que invitan a firmar acuerdos sobre la lactancia.

Estadísticas sobre la situación de la lactancia materna

Estudio de Unicef 

La Doctora Yngrid, ofreció indicadores basados en organismos internacionales como Unicef, y de los nacionales como el Instituto Nacional de Nutrición (INN) que si bien no están publicadas para la revisión del público general, los datos han sido expresados en simposios para los profesionales del sector salud. De forma particular, la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida del Venezolano (ENCOVI) y organizaciones como Cáritas, realizan estudios particulares y publican la información. 

Candela explicó que un estudio realizado en servicios de salud por Unicef en el país, en el 2013, evaluó 52 indicadores, entre los que se encuentran: contexto (normas sociales, legislación, presupuesto y gasto público, gestión interna), insumos (disponibilidad de recursos a nivel institucional, insumos medicos, espacios y personal ), demanda (acceso financiero, prácticas, creencias, cobertura continua de la lactancia materna) y, calidad (promoción de la lactancia materna, cantidad de cesáreas, acceso a los servicios de salud, apego precoz de la lactancia materna, conservación de lactarias o bancos de leche). 

Fuente: UNICEF

De dichos indicadores hubo avance en 9, asociados a la legislación.  En Venezuela hay una Ley de Lactancia materna, con estatutos que deben cumplirse. Además existen disposiciones y normas estratégicas, incluidas en los dos Planes de la Patria, donde se resalta el parto humanizado, que deben cumplirse a nivel institucional. 

También ha comenzado a normar la atención a la mujer embarazada que es VIH positivo. El otro indicador en el que hubo avance fue la preparación del personal de salud de la lactancia materna para brindar asistencia a las madres, tanto en los ambulatorios como nivel intrahospitalario, donde pasan la etapa de parto y post parto.

Hubo 25 indicadores que arrojaron alerta, es decir, que no estaban consolidados, están relacionados con la atención intrahospitalaria de la madre desde el momento del parto y la vida del bebe neonatal.

‘’El personal está informado pero las condiciones donde trabajan no son las óptimas para cumplir lo que aprenden, según el estudio de UNICEF. Esto representa un reto’’ Comentó la doctora en nutrición, Yngrid.

Instituto Nacional de Nutrición (INN)

Un estudio emitido por el INN arrojó una cifra de 76.6% de práctica de lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Esto se relaciona con el 70% establecido por la OMS, como un buen indicador.  Al igual, reportó que hay retos interesantes de la lactancia materna prolongada hasta los 2 años, que estuvo para el 2019 en menos del 50%. 

Fuente: UNICEF

‘’A nivel local funcionan grupos de personal médico y comunitario para llevar a cabo estas prácticas, cuya información es impartida por el Ministerio de la Salud,  solo que su aplicación se coarta debido al contexto y las condiciones del espacio. No son las más adecuadas’’. Yngrid Candela. 

Retos que debe superar la sociedad venezolana para que los niños crezcan sanos

Diversos retos son los que debe superar tanto la familia, como base de la sociedad, y el estado con sus políticas y prácticas en cuanto a la lactancia. Una de ellas es el incumplimiento del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna.

El Código establece explícitamente que “no debe haber publicidad u otra forma de promoción para el público en general” y que “los fabricantes y distribuidores no deben facilitar a las mujeres embarazadas, madres o miembros de sus familias, muestras de productos.” Está prohibida la promoción a través de cualquier tipo de dispositivo de ventas, incluyendo exhibidores especiales, cupones de descuentos y ventas especiales.

‘’Sobre el cumplimiento del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna. En Venezuela hay adquisición de fórmulas lácteas pero también recepción de donativos, eso está prohibido. Es decir que la madre durante la primera hora debería amamantar a su bebé y luego progresivamente ir adaptándose a las necesidades de su hijo para que pase por el proceso inicial en el que logra un agarre efectivo’’. Señaló la doctora Yngrid. 

Acceso al Código

De acuerdo a Yngrid, lo anterior repercute en el cumplimiento efectivo de la lactancia materna ya que ‘’Las mamás, la mayoría de las veces reportan que la leche no baja y que su leche es insuficiente para el niño. Obviamente son percepciones que tienen ellas porque esta información se transmite en la familia y en la misma sociedad. Tienen la percepción de que el niño debe comer más de lo que necesita para que crezca, que esté gordito, a pesar de que hay información que alerta sobre la obesidad y sus daños’’

Aunque el estudio de Unicef haya mostrado avances en la legislación venezolana, y el INN también haya demostrado avances en la lactancia materna exclusiva, existen retos relacionados con la asistencia a las madres.

‘’Lo otro en lo que ha fallado el sistema de salud es en el suministro de información a las madres. Sin embargo, en algunos estudios en los que he participado ellas reportan que sí existe información en atención primaria, es decir, en los ambulatorios. También hoy día mediante las redes sociales, les llega la información, aunque a nivel hospitalario no exista. Esto es importante porque el personal de salud es quien está facultado para brindarles la información’’

Asimismo el porcentaje de cesáreas que se hacen en los hospitales, atentan contra el alojamiento conjunto que es el apego a la mamá en la primera hora de vida del bebé ya que es cuando la leche es de mejor calidad y tienen el primer contacto. Con una intervención quirúrgica no puede amamantar.  

‘’Otros grandes vacíos son los reportes estadísticos nacionales. No emite información desde hace muchísimos años. Lo que te comenté del instituto de nutrición no lo conseguirás publicado, pero lo comentaron en un simposio’’. 

La relación entre la lactancia materna y la desnutrición infantil 

La lactancia materna debe iniciarse durante la primera hora después del parto, con el alojamiento conjunto para que el niño se alimente cuando lo necesita. No hay un horario para amamantar, se mantiene de manera exclusiva hasta los 6 meses, sin ofrecer agua ni ningún otro alimento. Después de esto la madre puede incluir alimentos progresivamente, de acuerdo a las necesidades del niño y tomando en cuenta una alimentación balanceada. 

No lactar es una de las causas de desnutrición, aunada a otras prácticas que la mamá debe cumplir desde el momento en que queda embarazada y que en algunos casos puede cumplirlas por diferentes factores que se mencionan anteriormente. Una de ellas es amamantar al niño durante sus primeros 1000 días de vida, es decir desde el parto hasta que cumple dos años. 

En Venezuela, aunque el INN haya reportado avances en la lactancia materna durante los primeros seis meses, estamos ante una crisis por la proporción de niños con desnutrición aguda, es decir peso bajo para la talla y desnutrición crónica, talla baja para la edad. 

De acuerdo a Yngrid Candela, en primer lugar, es una desnutrición asociada a las infecciones, a la alimentación, incluyendo la lactancia materna. Las cifras que demuestran esta situación se reflejan en la ENCOVI, alcanzando niveles de alerta alrededor del 5%, basados en los indicadores de la OMS. Sin embargo, hay lugares donde esta proporción de desnutrición es más alta. Caritas, que evalúa niños en comunidades de alta vulnerabilidad, muy pobres, ellos reportan niveles más altos, niveles de crisis y emergencia. 

Caritas reportó en un estudio realizado en 48 Parroquias en los Estados Apure, Barinas, Bolívar, Carabobo, Miranda, Sucre, Yaracuy y Zulia, en el primer trimestre de 2020, cifras de 16.7% para la desnutrición aguda, esto es un nivel de emergencia. Entre abril y julio un 14% que es un nivel de crisis. 

Termómetro de la desnutrición aguda global (GAM). Fuente: Caritas

Si nos vamos a Machiques en Zulia, las cifras pueden superar el 30%, para la desnutrición aguda, bajo peso para la talla en niños menores de 5 años. Cuando hablamos de desnutrición crónica, es aquella que se da en el tiempo, se va instalando como consecuencias de episodios repetidos de desnutrición aguda, además se asocia al poco o nulo acceso a los servicios de salud, higiene y escolarización. 

‘’Dichas cifras son significativas porque expresan que un tercio de la población menor de 5 años tiene un retraso de talla para su edad. Las consecuencias repercuten en el desarrollo cognitivo ya que en los dos primeros años ocurre el desarrollo del cerebro y se instalan habilidades cognitivas y de índole social. Esto lo que hace es impactar negativamente a su desarrollo cognitivo que a la vez le impide insertarse de manera adecuada al sistema  escolar’’. 

Que una madre pueda amamantar depende de su entorno: indicadores en Venezuela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: