Por: @figuera_ismar

El trabajo humanitario cambia la vida de todos los involucrados. Aquellos que prestan la asistencia y quienes la reciben son partícipes de cambios profundos. Por ese motivo y  para resaltar la labor de las personas que sirven a los demás, todos los 19 de agosto se celebra el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria.

Abordaje en el Municipio Mara del estado Zulia

En los países, comunidades o sectores donde se quebrantan los derechos humanos, también peligran los de los trabajadores humanitarios. Es la razón por la que se estableció la conmemoración de este día, a raíz del brutal atentado terrorista del 19 de agosto de 2003, contra la sede de las Naciones Unidas en Bagdad (Iraq)  en la que murieron 22 personas, entre ellas el enviado de la ONU, Sergio Vieira de Mello.

Los rostros humanitarios de Acción Campesina

Acción Campesina, como organización de la sociedad civil que vela por que se cumplan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se ha sumergido en las comunidades y pueblos de Venezuela para brindar apoyo a personas que carecen de alimentación, atención médica, agua o viven en condiciones de vulnerabilidad.

Inducción a la comunidad sobre los Huertos Familiares

Es así como su radio de acción se ha extendido a 30 municipios, donde se cuenta con un equipo técnico conformado de ingenieros, trabajadores sociales, nutricionistas y voluntarios. Caminan horas, visitan cada hogar y se encuentran con personas que están dispuestas a cambiar su realidad. Es así como surge la organización comunitaria que mejora sus condiciones de vida.

Ello ha permitido que más de 4 mil familias puedan tener acceso a una alimentación digna y nutritiva al poner a producir en espacios que antes permanecían ociosos por falta de insumos y de motivación.

Entrega de semillas

Uno de los rostros que se asoma a las viviendas donde Acción Campesina realiza visitas de abordaje, para la incorporación de familias al proyecto Huertos Familiares en el municipio Iribarren del estado Lara, es el de la ingeniera agrónoma América Saballo. Con sus conocimientos y su sonrisa motiva a los vecinos de esas comunidades para que siembren y cosechen rubros importantes para su dieta diaria. Así, sin saberlo a ciencia cierta, América realiza una labor de asistencia humanitaria. Ella hace todo lo posible para que se cumpla el ODS #2 Hambre Cero. Por eso es uno de los rostros humanitarios de Acción Campesina.

“Trabajo en el área humanitaria porque creo que aún hay esperanza para Venezuela. Siempre he sentido la inquietud de poner mis conocimientos y habilidades al servicio de los más vulnerables y gracias a la labor que desempeño en las comunidades he tenido la oportunidad de aportar soluciones a los problemas a los que se enfrentan y ayudar a superarlos. Pienso que una de las formas más hermosas de superar los retos que afrontamos es apoyándonos los unos a los otros y trabajando juntos. Porque Juntos cambiamos vidas y construimos un futuro mejor.”

Ing. Agrónoma América Saballo/FAO-AC Lara Vzla

También Visliady Medina, otra ingeniera Agrónoma del Proyecto Huertos Familiares en el estado Sucre, cumple un papel importante en sectores donde las necesidades son una realidad que golpea el alma. Ella es promotora social de Acción Campesina en el proyecto Rehabilitación de Medios de Vida que financia el Fondo Humanitario Venezuela en esa entidad oriental.

Visliady Medina dando inducción sobre Huertos Familiares

‘’Este programa me ha permitido ver la realidad de las comunidades y hemos logrado cambiar el rostro de estas personas tristes y sin esperanzas en sonrisas, me ha permitido incentivar, motivar y unificar familias a través de la convivencia y aplicando métodos, técnicas y herramientas para resaltar la dignidad de las personas.” 

Visliady asegura que le apasiona interactuar y estar en contacto con las personas y de esa manera conocer sus realidades. “Me dedico con tesón, constancia, y vocación porque considero que el trabajo comunitario es de suma importancia y me permite llevar mi sentimiento a todas las comunidades para que ellos puedan lograr mejorar su calidad de vida.’’  

De igual manera, el ingeniero agrónomo Julio Rossa, miembro del equipo de Acción Campesina en el municipio Brión del estado Miranda, dedica gran parte de su día a llevar esperanzas a las comunidades que visita. Estar en contacto con familias que no tienen acceso a la canasta básica ha sido un impulso para tratar de transferir parte de sus conocimientos a esos hogares desasistidos..

‘’Es de fundamental importancia para mí, promover la agricultura familiar en las zonas rurales como factor primario de nutrición, a través de los canales de Asistencia Humanitaria. Gracias a Acción Campesina y del Fondo Humanitario Venezuela, ahora llevar una luz de esperanza es posible’’.

La labor de salvar vidas: Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: