Es inevitable que las plagas convivan en el terreno donde cultivamos, porque estamos compartiendo el mismo espacio. Sin embargo, cuando esto se vuelve una amenaza, hay que tomar cartas en el asunto. 

Es por ello que en la siembra se emplean insumos para que los llamados “insectos plaga” no se propaguen y pongan al huerto en riesgo. Los plaguicidas más conocidos abarcan desde los agroquímicos hasta los controladores biológicos de plagas. Estos se emplean en la agricultura orgánica. 

Entre los ejes del proyecto Huertos Familiares que impulsa Acción Campesina, está el control de plagas de forma ecológica, con productos que no dejan residuos tóxicos ni son perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente. En esta oportunidad vamos a hacer referencia a los biopreparados que sirven para el control de plaga.

Son sustancias naturales que generan efectos repelentes o muerte de los insectos. Estos plaguicidas preparados de forma casera, producen alteraciones en las poblaciones, lo que ayuda a mantener las plagas en niveles tolerables.

Entre las amenazas más comunes que suelen atacar los huertos y siembras están: las hormigas, el gusano minador de la hoja, el trozador o barrenador, los bachacos, la cochinilla, babosas y caracoles, entre otros.

Compartiendo conocimientos para controlar las plagas

Julio César Rossa, ingeniero agrónomo y miembro del equipo de Acción Campesina en Altagracia de Orituco, estado Guárico, señaló que la importancia de los controladores ecológicos se debe a que: ‘’No contaminan el ambiente y son de fácil acceso para el productor. Además, cualquiera con un manejo adecuado puede hacerlos, y son insumos o ingredientes que se encuentran en la naturaleza’’

Julio César Rossa dictando taller de elaboración de biocontroladores

El ingeniero también resaltó la importancia de los reguladores ecológicos. Y destacó que con la aplicación adecuada se controlan los depredadores naturales, ya que muchos no toleran ciertos aromas y sustancias de algunas plantas.

El uso de estos preparados ecologicos no constituye un grave peligro para el hombre y el medio ambiente. Sin embargo, se recomienda tomar medidas de protección, como el uso de guantes, lentes o mascarillas de seguridad, mantenerlos fuera del alcance de niños o animales y lavarse bien las manos.  

Preparando biocontroladores en casa

Preparar este tipo de controladores de plaga en casa es fácil. Solo basta con tener a mano ingredientes naturales y utensilios que se encuentran en el hogar.

A continuación compartimos algunas de las formas más comunes de preparación de controladores biológicos:

Infusiones: se colocan las plantas frescas o secas, bien picadas, en agua hirviendo. Después se tapa y se deja reposar por unos 5 minutos.

Purín fermentado: las partes de las plantas son encerradas en bolsas permeables y colocadas en un envase con agua. Se cubre el recipiente, pero permitiendo que el aire circule. Se revuelve todos los días hasta que se note un cambio de color. Ocurre en una o dos semanas. Se aplica diluido, en especial si se hace sobre el follaje. La dilución recomendada 1 en 10 partes.

Decocción: Picar la planta en trozos finos, agregar agua fría y poner a fuego lento la mezcla, durante unos 10 a 15 minutos. Se tapa y se deja enfriar.

Maceración: se colocan los vegetales frescos, o secos en agua, durante no más de 3 días. Debe cuidarse que no fermente, y luego se utiliza el filtrado.

Extracto alcohólico o tintura: Se cubre el vegetal con alcohol para que se macere. Se usa una parte de tejido de la planta por 5 partes de alcohol. Se tapa para que repose de 10 a 15 días. Por último se filtra y se guarda cerrado herméticamente en un frasco.

Aplicación: En general se aplican temprano en la mañana, o al atardecer. Se debe añadir más de una dosis, en intervalos variables, todos los días o de 3 a 5 días. Se aplican de forma preventiva o, en caso de ataque de alguna plaga o enfermedad. Muchas veces se agregan con jabón para tener mejor adherencia del producto y mayor efectividad.

Receta para el control biológico de hormigas:

La Ing. María Auxiliadora Pacheco, técnica de Campo en el municipio Santos Marquina del estado Mérida, compartió con el equipo de Huertos Familiares esta fórmula para el 𝐂𝐨𝐧𝐭𝐫𝐨𝐥 𝐛𝐢𝐨𝐥𝐨́𝐠𝐢𝐜𝐨 𝐝𝐞 𝐡𝐨𝐫𝐦𝐢𝐠𝐚𝐬

Muchos ya conocen que los cítricos generan el hongo Penicillium. Se trata de ese moho verdoso (Penicillium digitatum) o azulado (Penicillium italicum) y polvoriento que recubre la cáscara de las naranjas, pomelos y limones cuando están muy maduros.

Penicillium Digitatum

Este tipo de hongo es antagónico con el hongo (Basidiomicetos) que generan las hormigas para alimentarse en las profundidades del nido. Las hojas que vemos que se llevan al nido, en realidad son utilizadas para cultivar a ese hongo, que es lo que ellas necesitan para vivir.

Ingredientes

▪️2 Naranjas mayormente recubiertas con Penicilium

▪️1 litro de agua

El procedimiento es muy sencillo

1️. Identificar el hormiguero siguiendo el camino de las hormigas.

2️. Descubrir el agujero principal.

3️. Lavar los cítricos contaminados con el moho.

4️. El agua del lavado hay que echarla por el agujero del hormiguero y depositar los restos en su entrada.

Si no encuentras el hormiguero puedes esparcir el hongo disuelto por los caminos o calles de las hormigas. Ellas se infectarán y llevarán el hongo a su casa, es ahí donde se infecta el hormiguero y destruye el hongo que la hormiga necesita para alimentarse y reproducirse. De esa manera acabamos con esta plaga.

Es una forma muy eficiente para que las hormigas abandonen nuestro Huerto.

Buenas prácticas para el uso de biopreparados: 

·   Nunca mezclar con agrotóxicos.

·  Permitir un intervalo de uno o más días entre aplicaciones de biopreparados diferentes.

·   Utilizar equipos para la protección personal.

·   Mantener a los niños y animales siempre alejados de estos productos.

·  Alternar diferentes biopreparados para un mismo problema, de manera de evitar la aparición de resistencia.

Esta información es la que impartimos en los talleres y capacitaciones que dictan los ingenieros en cada comunidad donde se está presente el proyecto de Huertos. Es así como promovemos la agricultura ecológica.

Huertos familiares, un proyecto que promueve la agricultura orgánica y el control biológico de plagas
Etiquetado en:        

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: