Mantener un suelo sano es tan importante como la salud de las plantas que en él se siembran. Sin embargo, muchas veces olvidamos darle alimento al, lo que conlleva a tierras poco fértiles y degradadas.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), “cada año un tercio de los alimentos producidos se desperdicia. Esto no solo conduce a importantes pérdidas económicas, sino que los recursos naturales utilizados para cultivar, procesar, embalar, comercializar y transportar nuestros alimentos también se desperdician, con el consiguiente aumento en vano de emisiones de gases de efecto invernadero”. Por ello la importancia de crear conciencia sobre el cuidado de los suelos para la seguridad alimentaria y la nutrición en el planeta.

 De allí el interés de la FAO al proponer la reducción de los desperdicios de alimentos y practicar el compostaje como una forma de darle utilidad a estos desperdicios, así como a los que se producen en la cocina, a la vez que le brindamos nueva vida a la tierra.

Pero, ¿Qué es el compostaje?

El compostaje es una técnica ancestral para abonar la tierra y una buena opción para  reciclar los desperdicios. Transformando en compost lo que muchas veces calificamos como basura, podemos devolver valiosos nutrientes al suelo mientras reducimos y reutilizamos los residuos producidos en casa, en los comercios y en las industrias. Es un proceso natural de putrefacción o descomposición de la materia orgánica.  Para preparar un compostero que nos provea de abono orgánico  solo se necesitan residuos de cocina, restos vegetales y estiércol de animales. ! Veamos cómo hacerlo!

Compostero paso a paso

Hay dos formas para elaborar un compostero. La primera consiste en realizar un pozo en el suelo e ir arrojando los residuos allí. Si bien es una alternativa que no precisa insumos, su manejo debe ser muy cuidadoso junto con su mantenimiento, ya que puede ser foco de moscas, ratas y otras alimañas.

La segunda opción es más sencilla y eficiente, consiste en buscar recipientes como pipotes, baldes, cajones o cavas viejas y realizar el compostaje en su interior. Esto permite tener una mejor visualización del proceso, ver cuándo intervenir, se crean mejores condiciones sanitarias y la cosecha del producto final también es más fácil.

Para facilitar la comprensión, tomamos el ejemplo de prof. Daniel Lépore, técnico de la Estación Experimental Agropecuaria del Área Metropolitana de Buenos Aires:

EL MANTENIMIENTO

Estos son los pasos claves que se debe realizar a lo largo de todo el proceso para obtener un producto final de excelente calidad, sin que se produzcan malos olores, presencia de plagas, etc…

LA COSECHA

El compost estará listo cuando tenga olor a tierra mojada, color oscuro y homogéneo (sin ver la diferencia de los residuos). Una vez finalizado este paso, ya está lista para colocar en macetas, canteros, huertas para sembrar.

Algunas sugerencias para cuidar el abono

¡Importante! Para preparar el abono orgánico No se debe usar:

  • Excremento de gatos o perros, pueden contener enfermedades que afectan a las personas.
  • Malezas con semillas, contaminan el suelo.
  • Plantas tóxicas (como hojas de eucaliptus, hojas de roble, teca y nueces) que impiden el crecimiento de otras plantas.
  • Plantas tratadas con herbicidas.
  • Restos de plantas enfermas.
  • Plantas venenosas.
  • Vidrios, metales y plásticos.
  • Restos de grasas y carnes. Se descomponen muy lentamente y producen mal olor.

Talleres en Acción

El equipo de campo de Acción Campesina preparó un conjuntos de talleres de formación para los participantes del proyecto Huertos Familiares, entre los que destacó el de Compost.  Los asistentes al taller mostraron mucho entusiasmo, colaboración y participación activa durante las prácticas.

La materia orgánica del suelo juega un papel importante en el mantenimiento de la fertilidad del suelo y, por lo tanto, en la producción agrícola sostenible.

Fertilización ecológica con Compostaje: alimento para el suelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: