Por: Alexander Cambero

El 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Ambiente para sensibilizar a la población del planeta con respecto a cuidar nuestros ecosistemas naturales, tan maltratados por la inconciencia del hombre. Se estableció este día para invitar a comprender que no podíamos seguir destrozando nuestros recursos naturales. Hacer que nuestras sociedades entendieran el problema fue una dura batalla que libraron unos pocos.

La fecha de esta efeméride fue institucionalizada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, llevada a cabo en abril de 1972 en la ciudad de Estocolmo. El gobierno sueco solicitó que el tema fundamental de la plenaria fuera sobre los problemas ambientales. ¿Por qué hicieron el planteamiento? Según el instituto de biodiversidad del país, unos 18.000 suecos morían cada año de forma prematura a causa de enfermedades provocadas por la contaminación. Aproximadamente la mitad de esas muertes se debían a las condiciones peligrosas de algunos trabajos, y el resto, a sustancias tóxicas presentes en los alimentos y en el medio ambiente.

La realidad actual

Más del 90% de las muertes relacionadas con la contaminación del
aire se producen en países de ingresos bajos y medianos, principalmente de Asia y África, seguidos por los países de ingresos bajos y medianos de la Región del Mediterráneo Oriental, Europa y las Américas. 3000 millones de personas —más del 40% de la población mundial— siguen sin tener acceso a combustibles y tecnologías de cocción limpios en sus hogares, lo que constituye la principal causa de contaminación del aire doméstico.

Crisis en Venezuela | "Es como vivir en la Edad de Piedra": el retorno a la  cocina de leña por falta de gas en el interior del país - BBC News Mundo
En Venezuela la escasez de gas lleva a las personas a cocinar con leña
Imagen de BBC

La producción intensiva de alimentos tiene consecuencias nefastas para el medio ambiente al empobrecer el suelo y los ecosistemas marinos. Además,  la sobreexplotación de los recursos naturales  ha puesto en peligro la seguridad alimentaria y el abastecimiento de agua potable. La tala y la quema incesante de nuestros bosques multiplican las dificultades. Hemos arrasado más en los últimos ochenta años que todo el periodo que va desde el renacimiento hasta la revolución industrial.

La ONU considera imprescindible  un cambio del modelo productivo  y de
nuestros hábitos alimenticios, apostando por una dieta más vegetariana y con alimentos de proximidad para ahorrar energía. Muchas megalópolis de todo el mundo quintuplican con creces los niveles fijados en las directrices de la OMS sobre la calidad del aire, lo que representa un riesgo considerable para la salud de las personas.

En 2020, el 91% de la población vivía en lugares donde no se respetaban las Directrices de la OMS sobre la calidad del aire. Según estimaciones la contaminación atmosférica en las ciudades y zonas rurales de todo el mundo provoca cada año 4,2 millones de defunciones prematuras, como podemos deducir es un problema de una gran complejidad para su abordaje, al no existir un plan universal que armonice las políticas de los gobiernos sobre será muy difícil contrarrestar sus efectos.

El trabajo de Acción Campesina


Desde su nacimiento esta ONG emprendió una dura batalla para el
cuidado del medio ambiente. A los sectores rurales, casi siempre en alto
grado de vulnerabilidad social, se les enseñó a vivir en armonía con el
ecosistema. Enseñar al hombre del campo a resguardar su habitad
natural no ha sido una tarea sencilla, siempre depredar fue una
práctica que pasó de generación a generación.

Grandes reservas fueron aniquiladas por la mano de la insensibilidad. Crear conciencia fue un rol primordial de Acción Campesina y que se mantiene como un principio inalterable. Los proyectos de agua desarrollados en varios estados de la nación apuntan en la defensa del ambiente, trayendo consigo respuestas efectivas. El ingeniero Jesús Dugarte nos comenta:

»La defensa del medio ambiente es el principal activo que debemos sembrar en las nuevas generaciones. En la medida en que avancemos en este propósito tendremos mejores respuestas colectivas».

El perito agropecuario Luis Hidalgo Parisca, miembro del directorio nacional de esta ONG, indicó:

»Asumir al medio ambiente como un aliado de las comunidades es algo fundamental en el rol del cambio de esquemas en Venezuela».

Los programas que se desarrollan buscan una simbiosis entre el hombre y su entorno. Las granjas integrales con sus componentes de respuestas contundentes en la economía familiar. Los proyectos en el semiárido larense son un esfuerzo en ese sentido. Esta experiencia vinculada a la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC por sus siglas en Inglés) vinculada a la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC
por sus siglas en inglés) son en definitiva una herramienta en la
defensa del medio ambiente. Luchar contra el impacto del cambio
climático es una tarea de todos.

Ver también:

Día mundial del ambiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: