Cuando una persona se interesa en un tema, hará lo que esté a su alcance para aprender cada vez más, ponerlo en práctica y crecer. Pero si el entorno no le brinda lo mínimo necesario para su evolución, será muy cuesta arriba. Esto es lo que sucede en muchas comunidades del país. La falta de capacitación y organización, es uno de los mayores obstáculos que tienen que superar quienes se interesan en un oficio. Y si se le suma la condición de que son población vulnerable, es más cuesta arriba que alcancen sus metas. 

Como organizaciones del Grupo Social CESAP ofrecemos medios para que las personas conozcan más sobre lo que les gusta o lo que les ofrece el entorno, y pueden sacar provecho de ello. Por eso junto al Centro de Animación Juvenil y Concentroccidente, se han dictado talleres para potenciar las capacidades de quienes viven en algunas comunidades de Trujillo y Portuguesa.

El diseño de los ciclos formativos se elaboran a partir de un diagnóstico o matriz de factibilidad para conocer el potencial de los sectores donde está ubicada la población vulnerable, a quien está dirigido el programa.

Comunidad de Portuguesa incursiona en la costura

A principio de marzo de este año se comenzó la capacitación en costura en la entidad llanera. Fueron 4 sesiones de 8 horas donde las mujeres aprendieron nociones básicas de este oficio. María Lourdes Márquez, coordinadora regional del programa Medios de Vida, que atiende población vulnerable en la zona, a la que está dirigido el ciclo formativo, comentó que:

«Con este taller se responde a una necesidad de que ellas mismas hagan cosas para su familia y con esto ahorren. Además de impulsar el emprendimiento para que puedan ser libres financieramente’’

Hay chicas que no tenían  máquina de coser, quienes sí, la pusieron a disposición para que todas practicaran. Así se desarrollaron los espacios para compartir conocimientos y poner en práctica lo aprendido. 

Una de las participantes embarazada, desde el inicio del curso le ha confeccionado ropa a su bebé. Otra siempre va acompañada por su nieta y todas las muestras que se han hecho en el ciclo formativo, le han quedado a ella. 

La nieta dice: ‘’Me siento feliz de venir a clase porque salgo con ropa nueva. Cuando no tenía la posibilidad de tener ropa’’

Además de ser un espacio formativo, también es propicio para compartir, de acuerdo a la coordinadora Márquez:

‘’Han hecho nuevos grupos, se sienten identificadas. Es base de lo que promueve el programa de medios de vida, la integración.»

Producción de abono orgánico de humus de lombriz – Lombricultura

Los participantes aprendieron a producir nutrientes para su huerto a partir de la lombriz. El objetivo es que el campesino tenga medios accesibles para la producción agrícola.

‘’El humus es muy sencillo de producir. Los agricultores deben conseguir la lombriz y una pipa de plástico o un recipiente para depositar el producto, tierra y material orgánico’’

Maria Lourdes comentó: 

‘’Con este conocimiento ellos ahorran al no comprar abonos químicos que son muy costosos y cuesta ubicarlos. Los pequeños productores no tienen acceso a agropatria, por ejemplo.’’

‘’El propósito principal es que los pequeños productores utilicen el producto en sus rubros, y que posterior lo comercialicen. Existe todavía un tabú entre los campesinos que no creen que lo orgánico funciona. Por eso es importante que lo empleen para que vean sus beneficios y puedan venderlo.’’

María Lourdes Márquez

De acuerdo a la coordinadora la elaboración de este abono significa un gran ahorro. Un litro de humus en la parte alta de Portuguesa lo tienen en 5$ y en la parte baja puede llegar hasta los 2$. Cada litro lo puedes ligar con 2 litros de agua y rinde para una hectárea, mientras que la urea cuesta 20$ el saco y no alcanza para una hectárea.  

En Trujillo también participan en los ciclos formativos

Desde la segunda semana de marzo hasta abril los participantes conocieron más sobre las actividades productivas en su entorno. El programa, coordinado por Carlos Moreno, se desarrolla en tres comunidades, en la que cada una tiene capacitación en un oficio específico: 

Pequeños productores agrícolas

Se les acompañó en la formación del cultivo ciclo corto del maíz y la parchita. Los temas abordados fueron selección de la semilla, germinación, preparación del sustrato y diseño de estructura para su agarre en el caso de la parchita, como las mallas de techo. Así como los nutrientes (herramientas para la producción de abono orgánico) y protección de las plagas de forma natural. 

‘’Esto para ellos fue muy novedoso porque no lo tenían. Lo que conocían era el triple quince y la urea, químicos muy costosos. La receta natural que contiene nitrógeno, fósforo y potasio, les permite controlar las plagas de forma económica’’

Han participado 7 personas que ya estaban en el mundo de la producción agrícola, con los talleres pudieron aclarar las dudas sobre sus procesos para mejorarlos. 

Procesamiento agro productivo del café artesanal

Los 9 participantes aprendieron desde cero, ya que no tenían ningún conocimiento. Conocieron sobre la germinación de la semilla, tipos de café, lugares de producción, selección del café tostado, molienda, pesaje y sellado. 

«Esto fue totalmente nuevo porque no conocían el procesamiento del café, cuyo elemento fundamental es la calidad del producto, por eso hizo énfasis especial en el tostado. Es donde está el secreto de la calidad del grano,» dijo Carlos Moreno

Elaboración de bloques de concreto

Esta comunidad tenía experiencia en el oficio, lo que ha fallado es la administración de los recursos. Han participado 8 personas 

‘’Hemos querido afianzar la participación asociativa, ya que se hacía de forma individual’’

Carlos Moreno

Se cumplen los objetivos del programa Medios de Vida

La coordinadora de Portuguesa dice que entre los valores del programa está la integración comunitaria. ‘’Si ellos no logran hacer equipo es imposible que el conocimiento en los oficios les genere una dinámica productiva. No es ir solo a aprender’’

Aprenden en las horas de clase y comparten en el almuerzo. Donde todas tienen la oportunidad de interactuar, se conocen mejor y afianzan los lazos. 

‘’Los almuerzos son muy importantes porque no solo estamos solventando una necesidad, sino que estamos abriendo un espacio de compartir. En cada clase tienen un almuerzo seguro’’, comentó Lourdes Marquez. 

Los temas abordados en cada oficio les permitieron tener una visión integral del emprendimiento. La siguiente fase termina el 30 de abril y será sobre el diseño del modelo de negocios con el método CANVAS. 

A mediados de junio las comunidades comenzarán con su fase de producción. Que será acompañada durante un año para asistir a los participantes en las dudas. 

‘’Les daremos un acompañamiento mensual que nos permita ver cómo va el desarrollo del emprendimiento. La idea es que esto les favorezca, tengan mejores condiciones de vida y  una entrada extra’’, comentó Carlos Moreno, coordinador del programa Medios de Vida en Trujillo. 

Comunidades de Trujillo y Portuguesa reciben capacitaciones que mejoran sus medios de vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: