En el Semiárido venezolano las lluvias son escasas, algunas veces pueden alcanzar unos 400 mm anuales de precipitación. Esto suele ocurrir específicamente en el área que va desde el norte del estado Lara hasta el estado Falcón, donde se concentra el 60% de dicho ecosistema del país.

El ingeniero Jesús Dugarte, miembro del equipo de Acción Campesina y quien coordina el proyecto Wash a nivel nacional, explica que en el semiárido las lluvias son de gran intensidad y corta duración. 

De octubre hasta noviembre es el período de invierno en el semiárido, diferente al resto del país donde comienza a mediados de mayo. La duración de las precipitaciones es de una semana hasta quince días. La sequía comienza en diciembre hasta marzo. A partir de abril puede haber precipitaciones esporádicas. 

Debido al cambio climático, en la actualidad no se sabe con certeza cuando pueda llover, explicó Francisco Calvani, miembro del equipo de Acción Campesina y responsable del proyecto Aqua, quien apoya con los trabajos de soluciones de agua en la región. Aunado al deterioro de los acueductos y las fallas eléctricas constantes, la escasez del recurso es el día a día de los habitantes del semiárido. 

Aprovechar el agua de lluvia 

La cosecha de agua es una de las modalidades empleadas en el semiárido para proveerse del vital líquido. El sistema consiste en aprovechar el agua de la lluvia, mediante un canal instalado en los techos de las casas, conectado con tuberías de pvc hasta tanques ya sean artesanales o de plástico. 

A diferencia del agua que se consigue con otros métodos, como los pozos artesanales, acueductos o jagüeyes, la de lluvia no contiene sal. Sin embargo, Calvani comenta que en el semiárido cualquier agua que se consiga es preciada, ya que es mejor contar con ella, a no tener nada. 

‘’Se puede decir que el agua de lluvia está destilada ya que no ha tenido contacto con el suelo. Es bastante pura. En la medición de sales por litros son 50 mg por litros, mientras que la de los pozos es de 1500 mg de sal por litro.’’ Ing. Dugarte 

Recomendaciones para aprovechar el agua de lluvia: 

  • Lavar bien el techo para eliminar los residuos como polvo, piedras, hojas y tierra, a fin de que pueda aprovecharse al máximo el agua cuando corra por los canales y se deposite en los tanques. 
  • Debe hervirse antes de su consumo. 
  • Otro proceso recomendado es el método SODIS, que consiste en la desinfección del agua mediante energía solar, es un sencillo proceso de tratamiento que permite mejorar la calidad del agua. Se usa para la neutralización, a través de la luz solar, de los patógenos causantes de diarreas.  Se realiza mediante el calentamiento del agua en botellas de vidrio. Deben exponerse al sol durante mínimo 8 horas para eliminar hasta un 97% de las bacterias.

Aprovechamiento por familia

Por lo general las familias cuentan con tanques de 1000 a 2000 litros. Una regla teórica suministrada por el ing Dugarte, para calcular el consumo de agua constante en una zona es de 100 litros por persona al día. En un ecosistema de sequía prolongada se reduce a 50 litros. Es decir que una familia de 4 personas puede consumir hasta 200 litros al día en el semiárido, por lo tanto su cosecha de agua de 2000 litros le alcanza para 10 días. 

El ingeniero Dugarte expone una fórmula sencilla para determinar la capacidad de almacenamiento de agua: 

Datos requeridos: 

  • Precipitación en mm (milímetros)
  • Área del techo disponible 

Ejemplo:

30 mm de lluvia = 30 litros/ metro cuadrado

100 metros cuadrado de techo 

30 litros/ metro cuadrado x 100 metros cuadrado de techo = 3000 litros 

El método de cosecha de agua es uno de los más seguros en cuanto a la calidad del recurso, así como de menos esfuerzos para conseguir el vital líquido en las zonas semiáridas. Sin embargo, es el menos constante debido a que está condicionado al período de lluvia. 

El agua de lluvia se cosecha en el semiárido venezolano
Etiquetado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: