Por: Alexander Cambero

Foto: Prodavinci Depredación minera ante los ojos del tepuy

La defensa de la vida se expresa en el sostenimiento del medio ambiente. No puede existir desarrollo sustentable cuando se atenta en contra de nuestros recursos naturales. Desde 1830 han desaparecido en Venezuela cerca de 1800 ríos y quebradas.

La bestialidad con las que actuamos trajo consigo realidades anómalas. Hoy somos bosques arrasados por el inmisericorde hombre, que actúa bajo la influencia de la inconciencia.

En el horizonte observamos desiertos en donde antes la frondosidad exhibía vitalidad. Los seres humanos somos hijos de la clorofila. Estamos hechos del ecosistema que amamantó nuestros primeros sueños.  Para ello debemos prepararnos para concientizar sobre todo a las nuevas generaciones de la importancia de defender la ecología.

Huerto Familiar, mcpio- Santiago Mariño, Acción Campesina

Además, debemos luchar contra la contaminación por ser la expresión más concreta de la destrucción del suelo, del agua, del aire y el deterioro de la salud.

Por ello debemos impulsar campañas que promueven la salida de modelos extractivistas, como es la explotación del petróleo y la minería; como alternativa alentemos un modelo agrícola libre de agrotóxicos y de transgénicos, que conserve las semillas nativas, que fortalezca la soberanía alimentaria, apoyando la economía campesina y privilegiando modelos de producción a pequeña escala y sustentables.

Acción Campesina en marcha

El trabajo de Acción Campesina en defensa de la vida no es un mero enunciado. Tampoco se queda en una  retórica hueca y sin sentido, que apela a la queja que no se concreta. Cada programa que pone en práctica tiene como elemento esencial defender la biodiversidad.

Luis Hidalgo Parisca, Acción Campesina

Según el perito agropecuario Luis Hidalgo Parisca, miembro del directorio nacional de esta ONG, una de sus grandes bondades es enseñarles a los vecinos el amor por el medio ambiente, que el mismo sea visto «como un aliado fiel»  que nos brinda todas sus ventajas comparativas.  Por ello nos indica “trabajamos sin contaminantes. Como sabemos son productos vegetales, animales o sus derivados, que se producen y elaboran con sustancias naturales. En la producción de alimentos orgánicos no se emplea plaguicidas ni fertilizantes de síntesis química. Están libres de hormonas, antibióticos, residuos de metales pesados, sin uso de colorantes y saborizantes artificiales, así como de Organismos genéticamente Modificados (OGM). ¿Qué logramos con esto? Un ser humano con mejores condiciones de vida. Espacios libres que nos permitan optimizar la relación del campesino con el ecosistema. En un mundo acorralado por una feroz pandemia, que seamos capaces de ofrecer toda esta gama de buenas noticias es un acierto. Nuestra actividad no es el discurso, es la acción que lleve esperanza a los más débiles. Cuando logremos que germine en la gente el espíritu conservador, habremos logrado la mejor cosecha”.

Acción Campesina, en defensa de la vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: