El Grupo Social Cesap en alianza con su Asociada Acción Campesina y con apoyo del Programa de Pequeñas Donaciones del Fondo Mundial del Ambiente, viene impulsando el proyecto «Unidades Demostrativas de Tecnologías Comprobadas adaptadas al llano venezolano». Este proyecto ha permitido la incorporación de tecnologías de producción agrícola vegetal y animal, compatibles con el capital ecológico del trópico seco; en este caso en el llano venezolano.

Se tenía como propósito el desarrollo de cuatro granjas, de cuarenta hectáreas cada una en las que se abordaron una diversidad de componentes que  apuntan en la dirección de darle ese carácter integral y sostenible.

A los efectos de impulsar la ejecución del proyecto lo primero que se hizo fue la habilitación de 160 hectáreas para el desarrollo de las granjas integrales autosostenibles; para ello se instaló un pequeño sistema de abastecimiento agua para consumo animal, de igual modo se procedió a la construcción de drenaje para disminuir los riesgos de inundación en la época lluviosa y se procedió también a la reforestar con bambú las riveras de los caños para proteger estas fuentes de agua en la época seca.

Las actividades productivas en las granjas se centraron en cuatro grandes componentes:

El primero, muy acorde con la tradición del llano fue la cría de bovinos doble propósito (leche y carne) bajo el sistema silvopastoril para lo cual se procedió a la siembra de pastos, la siembra de un banco de proteínas y la siembra de caña de azúcar como complemento energético para la alimentación animal y la implantación de cercas de cercas vivas, también, con árboles forrajeros

Lo segundo, fue la siembra de frijol, caraota y maíz para el autoconsumo de las familias y la venta de excedentes en el mercado.

Lo tercero fue la cría de gallinas de patios y la cría de cerdos, también para el autoconsumo familiar

Y cuarto, la introducción de la apicultura con el propósito de vender miel en el mercado local.

Todo este proceso estuvo acompañado de actividades de difusión y transferencia tecnológica para lo cual se realizaron días de campo, intercambio con estudiantes de agricultura y la elaboración de folletos educativos  y de contenidos técnicos para las redes sociales.

Las principales lecciones aprendidas de este proyecto han sido las siguientes:  

  • El principal desafío de este proyecto ha sido la transferencia tecnológica. En muchas ocasiones se parte de la premisa de que el conocimiento técnico es fácilmente comprensible y asimilable por los beneficiarios cuando en realidad no es entendido ni aceptado plenamente, lo que deviene en frustraciones para los actores involucrados.
  • Otro gran desafío es lo relativo a la promoción y fortalecimiento organizacional: resolver las tensiones entre los intereses individuales y los intereses colectivos es una tarea difícil de resolver. Un aprendizaje complementario es que la cooperación no se puede forzar porque termina creando una atmósfera artificial que se desvanece cuando los actores externos se ausentan.
  • Un aprendizaje relevante es que tanto el apoyo económico como técnico puede ser una poderosa palanca para impulsar procesos productivos pero cuando se vuelve recurrente puede paralizar la iniciativa de los beneficiarios. La gente espera que alguien resuelva y terminan invisibilizando sus propias capacidades materiales e intelectuales.  
  • Un tema central de este proyecto es la promoción de actividades productivas en armonía con el ambiente, en ese sentido, lo más complejo ha sido incorporar la dinámica ambiental porque este suele ser un tema difuso y, no en pocas ocasiones, perturbador de la producción. Establecer esa simbiosis implica un trabajo educativo que debe estar acompañado con resultados porque de lo contrario, sencillamente, es rechazado.    

 Planes futuros para el proyecto/comunidad

El Grupo Social CESAP a través de su Asociada Acción Campesina se mantendrá apoyando la iniciativa de las Granjas integrales y entre los compromisos que se tienen previstos para el futuro inmediato se pueden resaltar los siguientes:

  • Apoyo financiero a los granjeros para el fortalecimiento y diversificación de sus actividades productivas.
  • Fortalecimiento de la Comunidad de Propietarios para garantizar la operación ordenada de las actividades productivas.
  • Fortalecimiento de las acciones de sostenibilidad ambiental especialmente en lo relativo a la reforestación de la zona protectora de las quebradas y la continuidad de siembra de árboles forrajeros.
  • Impulso de la apicultura como una actividad productiva que pueda complementar la generación de ingreso para las familias
Proyecto «Unidades Demostrativas de Tecnologías Comprobadas adaptadas al llano venezolano»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: