Huerto mcpio. José Tadeo Monagas, edo. Guárico

En un esfuerzo conjunto y con la participación de un buen número de familias que habitan en diversas zonas rurales, se dio inicio al Proyecto “Huertos familiares”, en 10 municipios de diferentes estados de todo el territorio nacional, con la asesoría y acompañamiento de profesionales, colaboradores y cooperantes de la Asociación Civil “Acción Campesina”.

Huerto municipio Mariño, Aragua

En este sentido, en la actualidad el Proyecto “Huertos Familiares”, se lleva a cabo con la participación de 850 familias, de las cuales 550 tienen huertos activos, que han producido más de 25 toneladas de alimentos entre 32 rubros distintos desde que se inició la siembra, una vez superada la prueba piloto. Mientras, las 400 familias restantes se encuentran en la fase de preparación de suelos y de semilleros, y se estima obtengan resultados positivos en un plazo de 2 meses aproximadamente.

Huerto en Mcpio. Mario Briceño Iragorry, edo. Aragua

Hoy por hoy, este nuevo reto se está desarrollando los municipios Guaicaipuro, Carrizal, Pedro Gual y Brión del estado Miranda;  en Guárico en el municipio José Tadeo Monagas; en Aragua en Mario Briceño Iragorry y Mariño; y en Cojedes en los municipios Girardot y Anzoátegui, con la incorporación en los próximos días del municipio Bolívar del estado Trujillo.

Esta iniciativa que arrancó con pruebas pilotos durante el mes de febrero del año 2019, fue sin lugar a dudas el comienzo de una escalada de experiencias que tiene como objetivo principal ofrecer herramientas y soluciones en materia agroalimentaria a las familias venezolanas en condiciones vulnerables; con la puesta en marcha de pequeños huertos con la siembra de frutos, hortalizas y otros rubros para el consumo del núcleo familiar.

Taller de sensibilización para incorporar nuevos huertos

Para ello, se puso en marcha un proceso de formación y capacitación a las personas previamente sensibilizadas por nuestros promotores y agrónomos, para la elaboración de pequeños huertos con siembra de frutos, hortalizas y otros rubros para el consumo del núcleo familiar.

Yelmi  Urrutia, ingeniera agrónomo coordinadora del proyecto a nivel nacional, explicó que hasta la fecha existen al menos 1 mil beneficiarios directos,  pero este número se incrementa de forma generosa si se suman al menos dos miembros por cada familia que tiene en su patio o terreno un huerto de la mano de “Acción Campesina”.

VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=WJAUMn0DWsk&feature=youtu.be

 “Estamos hablando de 3 mil familias aproximadamente que están siendo beneficiadas directamente, más todas esas personas vecinos, amigos y familiares cercanos que reciben de estos productores los alimentos cosechados”, dijo Urrutia, al tiempo que explicó que “Acción Campesina”, también lleva alimentos a diversos comedores populares que apoyan a las personas más vulnerables en este momento, a lo largo y ancho de nuestra geografía.

Cosecha familia Jameson de MBI, Aragua

Las familias que a la fecha han sido tocados con el proyecto han visto desde un principio que los alimentos no sólo contribuyen con el sustento diario, sino que han servido para generar lo que se denomina intercambio o trueque con otros familiares, vecinos y amistades; esto sin contar con que se estima que dicha producción también redunde en beneficio con la venta de los rubros cosechados.

Gran variedad dependiendo la zona

Ahora bien, Urrutia enfatizó que la obtención de los rubros varía de acuerdo a la zona. “En Altagracia de Orituco, ubicada en el municipio José Tadeo Monagas del estado Guárico, ha destacado la producción de caraotas negras; mientras que en el Sector El Baúl en el Municipio Girardot del estado Cojedes se dan muy bien los tomates; y en Aragua abundan las musáceas: cambures, topochos y plátanos”.

Huerto El Baúl, edo. Cojedes

En estas jurisdicciones los rubros cosechados son: acelgas, ají, ajo porro, auyama, berenjena, calabacín, caraotas, cilantro, espinaca, lechuga, maní, melón, ñame, pepino, perejil, pimentón, pimiento picante, rábano, remolacha, tomate, yuca y zanahoria.

Más frescos, más sanos y a la mano

Por otra parte, “Huertos Familiares” ha cambiado el rostro de los miles de beneficiarios que hacen vida en sus comunidades sembradas con la iniciativa de este proyecto. Dijo Urrutia, que “ahora podemos ver como nuestra gente, nuestros hombres, mujeres y niños lucen una piel menos reseca y más brillante, caras más sonrientes y cuerpos más saludables, porque están alimentándose con productos cuidadosamente cultivados por ellos mismos, con todo este equipo de profesionales que suministra herramientas, recursos y toda la asesoría técnica. 

Angelín Calderón, madre de 4 hijos y habitante del sector Corral de Piedra, Municipio Mario Briceño Iragorry del estado Aragua, explicó que “ha sido de verdad bastante satisfactorio,  los niños han adquirido más responsabilidad y yo les digo que hoy te toca regar el huerto o esto o aquello… Y cuando nos hemos comido los frutos, ha sido bueno pues, una alegría enorme, se lo comen con más gusto”

Por su parte, a la edad de 70 años, Milagros Ortiz, oriunda de la Comunidad Santa Rosa, municipio Guaicaipuro del Estado Miranda, explicó desde su amplio terreno que “Huertos Familiares”, ha aportado mucho en su vida y que tantas satisfacciones la dividió en dos partes.

“Por un lado, es el aporte económico que es vital en estos tiempos. Para nadie es un secreto que es muy difícil obtener la comida y esto está contribuyendo grandemente y por otro,  levantarse en las mañanas y ver las maticas, eso llena el alma. El económico que me llena el plato y el placer de cada mañana ver las plantas crecer que me llena el alma. Ese es el espiritual”, dijo entusiasta dando gracias a Dios porque posee un terreno grande, donde espera en corto plazo sembrar otros rubros.

Una experiencia mágica y pedagógica

Pero no todo queda en la siembra y cosecha. La responsable del Proyecto “Huertos Familiares”, considera que todo lo logrado hasta ahora, se ha realizado de la mano de los técnicos y que además cuentan con un componente psicosocial, “que incluye dos trabajadores sociales, que asisten a la comunidad en diversas áreas todas conducentes a la integración familiar, y que la forman en lo que es la perspectiva de género para evitar la violencia contra las mujeres y los niños”.

Agregó que también son dictados talleres que mejoren y/o refuercen la conducta de los involucrados para una vida más feliz, sana y en grata convivencia.

En definitiva, el proyecto agrupa una serie de etapas que van desde estudiar el terreno, hacer la prueba piloto, entregar herramientas; así como hacer la inducción, orientación, acompañamiento y seguimiento, a todos los beneficiarios y a los huertos hasta que el proceso llega a la feliz cosecha y oportuno consumo.

Finalmente, desde “Acción Campesina” ya se suman más de 25 años, logrando mejorar la calidad de vida de los venezolanos en condiciones más vulnerables, con la puesta en escena de planes y proyectos que han arrancado sonrisas en cada lugar en donde el equipo ha tocado la puerta y los resultados han sido satisfactorios.

Proyecto “Huertos Familiares” cambiando el rostro de miles de beneficiarios
Etiquetado en:            

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: