Por: Ismar Figuera

La agricultura es la actividad esencial para el desarrollo del bienestar humano, siempre que sea desarrollada de forma amigable con el entorno, teniendo en cuenta a cada individuo que participa en él. Para que así sea, es preciso atender las necesidades de los agricultores, fundamentales en el desarrollo de esta actividad. En este contexto, Acción Campesina está desarrollando el proyecto Huerto Familiar, en 21 municipios de Venezuela desde marzo de 2020.

Desde la segunda semana de agosto de 2020, de la mano de AC, la Ingeniera María Auxiliadora Pacheco y la Psicóloga Caroli Romero, empezaron a ejecutar el proyecto Huertos familiares en el Municipio Santos Marquina de Mérida. Aunque, el proyecto inició en el municipio Rangel del mismo estado. 

De acuerdo con las palabras de la Ing., el propósito del proyecto Huertos familiares es ‘’Ayudar en estos momentos de emergencia humanitaria que atraviesa el país para la alimentación. Garantizar que haya un consumo sano en la mesa de estos participantes’’. La garantía se establece a través, capacitación con cursos, talleres, seguimiento de los huertos, y atención psicológica. Actualmente son 80 familias las que conforman el proyecto.

Estructura de los huertos familiares

Pacheco empieza con una charla, en la que resalta la importancia de que las familias tengan un huerto para su propio consumo, libre de químicos, natural, y con base a las necesidades proteicas de carbohidratos y proteínas. También se les explica el método a emplear en el huerto: el de la agricultura biointensiva, formulado por John Jeavons en 1971.

Ver y descarga el libro El Huerto Sustentable, aquí: http://accioncampesina.com/el-huerto-sustentable-como-obtener-suelos-saludables-productos-sanos-y-abundantes/

En el método de la agricultura biointensiva se hace énfasis en la primera fase, que consiste en la del compostaje, a fin de preparar abono orgánico que nutre el suelo. La fase siguiente es la doble excavación del suelo a 60 cm del mismo. Se diferencia de la excavación con bueyes porque así queda más ligero el suelo, para luego hacer la aireación. De esta forma las raíces se desarrollan mejor y aprovechan más los nutrientes.

Con los recursos aportados por Acción Campesina, María Auxiliadora se encarga de comprar las semillas, para luego ir al municipio Santos Marquina a compartirlas con las familias para su siembra.

En este momento, los huertos familiares en el municipio se encuentran en la fase de germinación. Cada semana, la ingeniera se encarga de visitar a las familias para monitorear el avance de los huertos.

Las comunidades son muy diversas, en ellas se encuentran las personas que nunca han sembrado, que representan una minoría, y agricultores de tradición, quienes muchas veces no están acostumbrados con este nuevo método de siembra, ya que son huertos pequeños de aproximadamente 20 m2 y el método excavación es más profundo que el habitual.

Es de resaltar que la mayoría de las cosechas en estas regiones andinas, son destinadas a la comercialización y a las grandes ciudades, desplazando el consumo propio de estas comunidades agricultoras. Con la incorporación de estas 80 familias al Proyecto, se busca garantizar una adecuada nutrición en los participantes.

Los niños se comprometen con el huerto familiar

Según testimonios de la ingeniera que lidera el proyecto,  a los niños cuando les gusta, siempre terminan involucrándose en el huerto, del que los adultos son responsables.

‘’Hay una familia que tiene un niño tan comprometido, que el señor encargado casi que le dejó el huerto. Cuando voy, él es el que da la explicación, que es lo que se va a sembrar y qué es lo que ha germinado’’.

Para la ingeniera María Auxiliadora, el contacto con la gente es lo que más le ha enriquecido del proyecto

‘’Es muy enriquecedor llegar a un sitio, y que empiecen a hablar, conversar. Incluso a veces, hay que levantarles el ánimo. Porque no es solo ir a enseñarles una técnica, sino buscar la manera de que la gente levante el ánimo’’ comentó Pacheco.

Otra anécdota enriquecedora que comenta es que, ‘’a Mérida viene mucha gente de las ciudades buscando el campo, por lo que uno, no se encuentra solo con campesinos, sino con gente jubilada y gente profesional .»

Este trabajo de Acción Campesina y las profesionales María Auxiliadora y Carolis, en conjunto con las comunidades andinas, apenas comienza a germinar. Se espera que los frutos sean para una alimentación adecuada a raíz de una agricultura consciente.

Huerto familiar: un proyecto de Acción Campesina que empieza a germinar en Mérida

2 pensamientos en “Huerto familiar: un proyecto de Acción Campesina que empieza a germinar en Mérida

  • 22 octubre, 2020 a las 11:18 am
    Enlace permanente

    Excelente artículo, información amplia y precisa en contenido.

    Responder
    • 26 octubre, 2020 a las 11:21 am
      Enlace permanente

      Gracias, Heymar. Estamos para servirles. Nos complace saber que le gustó nuestro artículo.
      Saludos

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: