Las alarmantes cifras de violencia basadas en género aportadas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que indican que al menos una mujer muere cada tres días en el mundo por agresión física, sexual, moral y psicológica, resultan de gran preocupación en estos tiempos de confinamiento por el Coronavirus.

Este organismo manifestó la necesidad de adoptar medidas para enfrentar “un estremecedor repunte global de la violencia doméstica contra mujeres y niñas ocurridos durante las últimas semanas”, producto de la cuarentena decretada por los países durante la pandemia del COVID-19.

El feminicidio en el mundo y en América Latina. © Naciones Unidas – Semáforo Delictivo / France 24

En este sentido y para contribuir con la reducción de la violencia en mujeres y niñas de nuestro país, la Asociación Civil Acción Campesina en alianza con el Grupo Social CESAP y Nuevo Amanecer, creó estrategias de apoyo a través del Proyecto Medios de Vida.

Tal es el caso de la Red de apoyo Linda Loaiza López, con sede en el estado Zulia, que desde sus inicios ha brindado todas las herramientas necesarias para que las mujeres en situación vulnerable cuenten con una mano amiga, conozcan los mecanismos para formular denuncias por agresión; y así puedan mejorar sus estándares de vida, con una convivencia más sana y saludable en sus hogares.

Eva Belloso, abogada y miembro del proyecto Medios de Vida en el Zulia, explicó que en tiempos de coronavirus la marcha no se ha detenido y que todas las mujeres de al menos 6 municipios zulianos, se mantienen comunicadas a través de un grupo de WhatsApp, que fue creado para el seguimiento de los casos de violencia, así como con el acompañamiento para que éstas puedan presentar casos de agresión contra su humanidad, ante los organismos competentes.

“Yo siempre he creído que las personas hemos sido creadas por Dios por igual y no hay ninguna razón para que una persona trepe sobre otra, ni porque se trate de tu marido ni de tu madre, todo debe estar basado en el respeto y la igualdad”, dijo Belloso, al tiempo que afirmó que si las comunicaciones fallan y algunas mujeres no tienen acceso a la tecnología, igualmente existen mecanismos para que los esfuerzos no se desvanezcan en el intento.

“Las mujeres que están en situación de violencia se lo deben comunicar a otras mujeres, familiares y vecinas cercanas sin pena… Si no posee teléfono la única forma de comunicarse es diciéndolo a otras, para que cuando ésta sea víctima de violencia, con sólo pegar un grito la gente sepa qué es lo que está pasando”, reiteró la abogada.

Aunado a esto, Belloso manifestó que la Gobernación del estado Zulia puso a disposición de las mujeres un número telefónico y que la red se encuentra alerta ante posibles agresiones en los hogares, dada la necesidad de estar en casa, producto de la cuarentena.

A juicio de la abogada, múltiples han sido las manifestaciones de amor entre las mujeres de la red para favorecer las comunicaciones y todas en conjunto han recolectado telas y otros materiales, para realizar tapabocas y distribuirlos a sus iguales como una manera de mantener viva la esperanza de un mundo libre de violencia contra las mujeres y las niñas.

Por otra parte, Belloso dijo que la pandemia exige talleres de sensibilización y por tal razón la Red Linda Loaiza y todas las mujeres preparan de forma permanente talleres de primeros auxilios psicoemocionales; entre otros temas de gran interés.

En otras acciones, la abogada refirió que en esta etapa de cuarentena, en la comunidad Curarire, en el municipio Jesús Enrique Lozada, la Red Linda Loaiza ayuda a las personas delicadas de salud con gran disposición y que a pesar de las restricciones obligatorias por la pandemia, la solidaridad no se ha pausado.

Mientras, la red El Despertar de la Mujer, en la comunidad Edgar Ramón Uzcátegui de Maracaibo, se encuentra realizando visitas con un médico para ayudar a los adultos mayores a mejorar su estado de salud en tiempos de coronavirus.

El silencio es el enemigo más acérrimo de la igualdad de género y la violencia

Foto: Cortesía Crónica Uno

“El buen funcionamiento de las redes de mujeres en el estado Zulia, va a depender de que todas aprendan y entiendan que el silencio es el más acérrimo enemigo de la igualdad de género y la violencia”, precisó la abogada, asegurando que una vez finalizada la cuarentena, se espera que se lleven a cabo dos cineforos, así como un sinnúmero de actividades para mujeres de estas comunidades zulianas. 

“Cada vez que acudo a una comunidad voy con la seguridad que allí conoceré nuevas amigas y conseguiré una nueva familia. Así soy y así somos quienes trabajamos en este y otros proyectos de Cesap y sus aliadas Acción Campesina y Nuevo Amanecer”, expresó Belloso con esperanza y confiada en que las redes de apoyo a las mujeres apenas dan sus primeros pasos.

Con amor, teléfonos y tapabocas, mujeres unen esfuerzos para evitar la violencia en cuarentena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: