En el marco del VII Encuentro por la Tierra y Territorio del Movimiento Regional por la Tierra y Territorio, bajo la iniciativa del Instituto de Desarrollo Rural de Sudamérica, el director general de Acción Campesina, Manuel Gómez Naranjo, tuvo una destacada participación en representación de Venezuela, acompañado del Abogado Juan Fernando Marrero, director de @EconAgricolaUCV.

En este sentido, Gómez Naranjo en su intervención enfatizó la necesidad de analizar el contexto venezolano en el aspecto económico.

“La lucha fundamental en Venezuela es por la sobrevivencia, tenemos una crisis institucional muy seria, crisis económica rural y además una crisis política”, dijo el director de AC.

En esta intervención, en donde también se dieron cita países como Brasil, Colombia y otros de la Región, el máximo representante de Acción Campesina reiteró que “Venezuela ha tenido una caída económica de gran impacto en los últimos 5 años, que alcanza al menos el 60 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), que en el 2019 fue de 26 por ciento y que en este año el panorama no es muy alentador”.

Gómez explicó que todo lo anterior, suma graves problemas al sector rural, dado que cada vez son más los hogares pobres en Venezuela, aunado a que “al menos 5 millones de venezolanos han salido del país debido a la grave situación económica… Este escenario sepulta cualquier otra mirada sobre temas más estructurales como lo es lo el tema de las tierras”, dijo.

Reiteró que esto continúa siendo una preocupación para sectores de la población que históricamente han demandado el acceso y la propiedad de la tierra.

La ocasión también fue propicia para presentar y citar el informe elaborado por los invitados  venezolanos, sobre el acceso a la tierra y al territorio en el país. En ese sentido, Gómez señaló que existe gran tensión por la titularidad de la tierra, por la delincuencia trasladada al campo y por la confiscación por parte del Estado, de buena parte del producto del trabajo de los agricultores. “La lucha de los campesinos por la tierra en este tiempo histórico es la lucha por permanecer en ella y, ello supone, protegerse contra el gobierno, contra el hampa y reinventar sus actividades productivas para acceder a los insumos, a los mercados y al financiamiento.”

Afirma además, que la postura autoritaria y centralizadora del gobierno ha sumergido al país en un caos institucional “donde todo se vale y donde la función pública se ha precarizado, a tal punto, que las instituciones del sector agrario son cascarones vacíos totalmente inhabilitados para servir a la sociedad. De tal manera que los cambios institucionales (cierre de ministerios, apertura de otros nuevos, rediseños institucionales, creación de instancias regionales o locales) tienen un impacto (positivo) casi nulo en la vida de la gente. La consigna que domina es el abandono de la sociedad por parte del Estado.”

Ante esta situación, el director de Acción Campesina y su equipo humano, plantan cara ante la compleja situación económica venezolana con acciones puntuales, poniendo en práctica programas que tienen como objeto último mejorar la calidad de vida de la población que atienden en dichos programas y así poder satisfacer, en alguna medida, las necesidades alimentarias y de sustentabilidad de familias de diversas regiones del país que viven en condiciones de vulnerabilidad.

Acción Campesina presente en el VII Encuentro por la Tierra y Territorio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: