Cada 17 de junio se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía con el fin de concienciar acerca de las iniciativas internacionales para combatir este fenómeno provocado por las actividades humanas y el cambio climático.

Este hecho supone uno de los grandes retos para el desarrollo sostenible  que afecta la vida y los medios de vida de millones de personas en la lucha contra la pobreza.

La vida útil de la tierra cultivable en el planeta ha venido disminuyendo con el paso de los años, debido al crecimiento demográfico, al aumento de los ingresos per cápita y al incremento de la población urbana, que demandan de la tierra, un mayor esfuerzo para producir alimentos, forrajes y fibras textiles, lo cual hace necesario modificar nuestro estilo de vida y tomar conciencia de nuestra responsabilidad sobre el tema.

Según cifras aportadas por Naciones Unidas, la desertificación será la causa de que 60 millones de personas tengan que desplazarse antes de que finalice este 2020. Una realidad muy próxima que podría ser inevitable si no se potencia la gestión de las tierras y los recursos hídricos.

Conscientes de esta problemática mundial y de la cual Venezuela no escapa, Acción Campesina se ha unido al esfuerzo de la Plataforma de Semiáridos de América Latina y bajo su cofinanciamiento y el de organizaciones aliadas, viene desarrollando proyectos en el Semiárido larense, con la finalidad de apoyar dinámicas comunitarias e institucionales orientadas a la protección y conservación del ambiente, así como a la sensibilización de la población sobre los impactos del cambio climático.

También, Acción Campesina y la Fundación Tierra Viva, iniciaron, desde el 2019, un proyecto conjunto cuyo objetivo es promover la gestión sostenible del agua a través del fortalecimiento de capacidades y acciones locales en Canoabo (estado Carabobo), Tucupita, sector terrestre (estado Delta Amacuro) y Siquisique (estado Lara), con incidencia sobre la salud, la economía y la conservación de los ecosistemas.

“Nos referimos al Proyecto Aqua. Una iniciativa que ejecutamos junto a la Fundación Tierra Viva y a la  Asociación Civil Red Venezolana de Organizaciones para el Desarrollo Social (REDSOC), con la colaboración de la Unión Europea. Con este proyecto se espera beneficiar a más de 789 familias campesinas e indígenas, llegando así a una población de alrededor de 3000 pobladores locales, Consejos Comunales, OSCs y gobiernos locales,” aseguró Francisco Calvani, Coordinador del proyecto por Acción Campesina.

Calvani agregó que este proyecto tiene una duración de 4 años, es decir hasta el año 2022. De acuerdo con los lineamientos establecidos en la formulación del proyecto, buena parte del quehacer durante el 1er año ha estado vinculado con el levantamiento de la línea de base y a partir del segundo año se abordan los diferentes aspectos vinculados con la organización y gestión del agua.

“Nuestro quehacer en Aqua se centra, básicamente, en la población de Siquisique. Allí pudimos constatar que el acceso al agua es una de las principales preocupaciones de la comunidad, lo cual no es una tarea fácil debido a las condiciones agroclimáticas existentes de las localidades. A ello se suma el surgimiento de la pandemia del C19 y la paralización de buena parte del quehacer social y económico del país. Debido a esto, el proyecto se ha visto afectado en su continuidad, e incluso ha desarrollado actividades extraordinarias a fin de mitigar algunas de las consecuencias de esta suspensión generalizada,” continuó diciendo el coordinador.

A pesar de las circunstancias un tanto adversas, el equipo de Acción Campesina no decae en su impulso inicial y desde casa planifica, asesora y apoya a los líderes y técnicos en las comunidades, para encontrar soluciones conjuntas al problema del acceso del vital líquido, especialmente en este tiempo donde se deben extremar las medidas de higiene personal y del hogar.

Buscando soluciones para el suministro de agua a las comunidades

El esfuerzo se subdivide en dos grandes direcciones, afirmó Calvani.

  1. Una primera, centrada a nivel comunitario, la cual consistió en la presentación del proyecto, identificación de alguna preocupación e inicio de unas primeras acciones en la atención de alguna de estas inquietudes: búsqueda de soluciones al problema del suministro de agua a la comunidad.
  2. Una segunda, dirigida a la vinculación y articulación institucional local, con acercamientos con representantes de la Alcaldía, con delegación regional de Hidrolara y líderes de los Consejos Comunales.
  3. En materia formativa, las primeras acciones estuvieron orientadas hacia la comprensión del manejo del pozo artesanal y del involucramiento de los usuarios. Se realizaron visitas de inspección para conocer la experiencia de la población en materia de autogestión de pozos artesanales en beneficio de la localidad.
  4. Se ejecutaron gestiones preparatorias para dos eventos formativos; vinculados con la construcción de tanques de piedra y cosecha de agua, y con la construcción de anillos de protección para los pozos artesanales. Además, se han previsto dos ciclos formativos que permitan ir estableciendo las bases para una adecuada gestión del agua: el primero tiene que ver con la comprensión de la presencia y el manejo de las microcuencas donde se ubican las comunidades y el segundo se orienta hacia la conformación de “Juntas de Usuarios del Agua” o “Mesas Técnicas de Agua”.

Debido a las medidas de prevención por el Covid-19, el proyecto ha sufrido ciertas modificaciones y “nos hemos visto en la necesidad de realizar acciones extraordinarias a fin de mitigar algunas de las consecuencias de esta cuarentena, como ha sido el auxilio a las comunidades involucradas con el suministro de agua potable y orientando a la población en torno al comportamiento y prevención de esta enfermedad,” acotó Calvani.

En este Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, Acción Campesina planta cara ante esta problemática con un trabajo continuo para dotar de agua a las comunidades donde se ejecuta este y otros proyectos, lo cual es de una enorme necesidad, especialmente en este tiempo de Pandemia por Covid-19.

Acción Campesina planta cara ante el problema del acceso al agua potable
Etiquetado en:        

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: