En un país como el nuestro, que atraviesa la crisis social más profunda de la etapa republicana, donde se ha perdido entre un 75 al 78% de la capacidad de generación de riqueza y de empleo y que cada día se agrava más por la caída de la actividad agrícola; el sector agroalimentario está llamado a ser el eje central de lo que puede representar la recuperación del país. Así lo afirmó Rodrigo Agudo, Director de la Red Agroalimentaria de Venezuela y Director General del Instituto Venezolano de la Leche y de la Carne, en el marco de la instalación del Consejo General de la RAV.

Para los representantes del sistema agroalimentario del país, agrupados en la RAV, la salida de la crisis no es fácil ni se puede abordar de manera lineal “porque si nosotros no garantizamos el abastecimiento alimentario de la población no vamos a resolver el problema de la crisis social que se vive, y si no buscamos la estabilidad social no hay gobernabilidad y sin gobernabilidad nosotros no vamos a poder garantizar la consecución de los recursos que nos permiten la reconstrucción del país. Por lo tanto, la RAV es una instancia, una Asociación Civil que busca formar espacios de encuentro, de convergencias, donde los distintos sectores del sistema agroalimentario nacional, ya sea el sector primario o los actores económicos vinculados al sector primario, a la transformación, del comercio  o del mismo consumo, podamos  discutir las necesidades y cómo poder consensuar políticas o propuestas de políticas públicas que busquen profundizar en la eficiencia y en la eficacia de esa gestión pública y, por qué no decirlo, también identificar los disensos para ver cómo los administramos,” señaló Agudo.

En este sentido, la RAV es un espacio para compartir información, generar discusión, definir proyectos desde los distintos actores económicos en la búsqueda de generar sinergias que permitan garantizar el éxito en la reconstrucción del sector agroproductivo del país.

En este encuentro estuvo presente el Jefe de Gabinete del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Miguel Ángel Arvelo, quien manifestó su compromiso “para  poder empujar y apoyar toda la institucionalidad que se viene rearmando en Venezuela.”

Miguel Ángel Arvelo/Jefe de Gabinete IICA

“Nosotros tenemos toda la confianza y toda la proyección de que el país va salir hacia adelante y que realmente el sector agropecuario va a ser uno de los motores que va a dinamizar el sector; no por pura fe ciega y sin fundamento, sino porque realmente Venezuela tiene las condiciones desde el punto de vista geofísico, desde el punto de vista humano y en la experiencia, que es lo que le va a permitir, reactivar el sector agroindustrial de manera muy rápida y reactivar una agricultura de carácter sostenible que va a ser el motor de dinamización de los territorios rurales en el país. Además va a ser una fuente muy importante de vínculos comerciales con el resto de nuestros países sean hermanos en América Latina o no. Esa es  la misión por la cual estamos aquí”-

IICA y su compromiso con Venezuela

El alto representante del  IICA agregó que la institución tiene un compromiso con este país, porque fue Venezuela uno de los países que más recursos inyectó para su conformación hace 42 años.

“Hoy vemos que hay una carencia total de una política coherente desde el punto de vista agrícola. Aquí lo que se privilegió, básicamente, fueron espacios de corrupción  que de alguna manera se justificaron con la necesidad de establecer redes de alimentación con control político dentro de la población venezolana y eso trajo como consecuencia un desmontaje completo lo que era nuestro aparato productivo, tanto en la producción primaria como de producción agroindustrial. además de la destrucción de la red comercial que se había extendido durante muchos años. Entonces, el primer gran reto que tiene el país es volver a ser un país que tenga políticas agropecuarias coherentes. El otro gran reto es el poder, de alguna manera, restituir esa red, ese tejido de agricultores y esa red y ese  tejido de relaciones agroindustriales y comerciales, y esos son los primeros pasos que se están planteando en esta propuesta de la RAV, una vez que salgamos del tema de la emergencia humanitaria compleja.”

Leer también:

La Red Agroalimentaria de Venezuela un espacio para el debate técnico de ideas

La Red Agroalimentaria de Venezuela es un organización de la sociedad civil, conformada por organizaciones, instituciones y empresas del sector agroproductivo del país, que sirva de espacio de encuentro y punto de referencia en la dinámica agroalimentaria venezolana, impulsada por Acción Campesina, entre otros actores.

El Consejo General de la Red Agroalimentaria de Venezuela es una reunión de la máxima instancia de nuestra organización, afirmó Juan Luis Hernández, Coordinador de la RAV.  Este Consejo General está integrado por personas de todos los sectores involucrados, producción primaria, transformación industrial, distribución, proveedores de insumos y gremios por supuesto de productores y de industria.

Esta reunión tenía los siguientes propósitos:

  • Examinar la situación actual, la perspectiva de la crisis y los escenarios futuros, ante posibles cambios en el país, “pero ese cambio puede ser de muy distinta forma”, dijo Hernández. “Entonces, hay que buscar las cosas en el cual el resto puede aportar, independientemente de cual sea la situación. Nosotros estamos desarrollando unos proyectos en esa dirección sobre la organización de la cadena agroalimentaria, sobre un tipo de organización asociativa que son los programas integrales de producción, porque esos son elementos que sin duda cualquiera que sea la situación por venir, se va a desarrollar y también el tratamiento de algunas empresas claves que son vitales para el futuro.”
  • El segundo asunto es que tenemos que ver cómo llegan los alimentos a todo el país. La idea es que desarrollemos la distribución comercial, que los alimentos básicos estén en la bodega de la esquina.
  • El tercer elemento es pensar cómo desarrollar la agricultura y la agroindustria.
  • Y lo último es cuáles son los cambios institucionales que hay que hacer. En esas cuatro direcciones seguimos trabajando y profundizando y pensamos que una institución como la RAV puede ser vital para el futuro cualquiera sea el escenario que se presente.

 Leer también: Acción Campesina impulsa en Barlovento el manejo de buenas prácticas en el proceso del cacao

Acción Campesina teje la red

La ocasión fue propicia para que los actores involucrados presentaran sus propuestas y desafíos a los que deberán enfrentarse en los meses venideros, con la finalidad de obtener una información base que permita establecer un marco de orientación más clara y precisa en torno a las políticas a seguir para superar la crisis agroalimentaria.

En esa línea de ideas, Acción Campesina presentó ante el Consejo General de la RAV y de la representación del IICA, la posibilidad de desarrollar una Estrategia Nacional de Involucramiento, mejor conocida como ENI.

“ENI es un mecanismo multiplataforma, propiciado por la Coalición Internacional para el Acceso a la Tierra (ILC por sus siglas en inglés)que permitirá ejercer acciones para conectar y estandarizar todos estos procesos, para incidir en políticas públicas, en prácticas y en las agendas sobre temas vinculados con el acceso a la tierra, a la propiedad que se desarrolla en el país. Estas propuestas las presentamos aquí, porque será la RAV el espacio donde se  va a desarrollar dicha propuesta”, señaló Arquímides Farías, Coordinador de Proyectos de AC.

También, el investigador y miembro de la Junta Directiva de AC, Francisco Calvani, presentó el balance parcial de una investigación sobre la problemática del cacao en la zona de Barlovento y del café en Sanare. Este estudio fue financiado por la Acción de Respuesta Rápida del IICA.

“Quisimos, con esta investigación, dar a conocer las condiciones del sector agroalimentario del país. Sabemos que en el sector agroalimentario hay un altísimo componente de producción familiar, basado en la agricultura familiar, y en Venezuela, los cultivos por tradición asociados a este tipo de prácticas está en los rubros de cacao y café, por lo cual AC propuso que se identificaran perfiles de proyectos en esos circuitos”, agregó Calvani.

Aquí no ha caído una bomba pero estamos en una situación muy similar

El presidente ejecutivo de la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), Juvenal Arbeláez, quien dio la bienvenida a los presentes, felicitó esta iniciativa de la RAV que viene a abrir espacios para escuchar propuestas y canalizar las respuestas para salir exitosos de esta situación con un programa de recuperación del sector.

El industrial aseguró que la crisis del sistema agroalimentario del país es realmente crítica, caótica y hasta lamentable. Como se desprende de estudios que ha realizado la cámara que los agrupa, el poder adquisitivo del venezolano ha presentado un decrecimiento en el consumo per cápita con una caída que va alrededor de un 80% en productos manufacturados, y hay otros, como los lácteos, que han caído en un 85%.

“Lo más que está consumiendo la gente son carbohidratos y también han caído en el orden del 66%. Cuando vemos esas cifras, sin dudas que hay hambre en el país, sin dudas que hay una situación dramática. Aquí no ha caído una bomba pero estamos en una situación muy similar. Debemos recordar que el derecho humano más importante que tiene el ser humano es la alimentación, si un ser no se alimenta no puede ejercer ningún otro de los derechos humanos y por eso, con esa bandera hay que salir a luchar, porque es un derecho de la humanidad, una necesidad primigenia de la sociedad.”

 

El sector agroalimentario está llamado a ser el eje central de la recuperación del país
Etiquetado en:            

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: