Imagen cortesía REUTERS/Jorge Silva/Archivo

En el municipio Machiques de Perijá, el robo y contrabando de extracción amenaza con extinguir una ganadería elite en cuyo desarrollo se invirtieron más de cien años de esfuerzos y sacrificios de honestas familias venezolanas. Grupos irregulares armados colombianos en unión con estas bandas delictivas de indígenas Yukpas intercambian nuestras productivas ubres por fusiles y drogas.

Veamos el siguiente trabajo, realizado por el Ing. Agr. M. Sc. Werner Gutiérrez Ferrer, publicado en el Periódico Virtual Agricultura & Ganadería.

http://www.agriculturayganaderia.com/website/no-permitamos-que-nos-cambien-ubres-por-fusiles/?fbclid=IwAR1wtTXrGKEzCq9YzA8lh6fUyD7bQTc_XXuoMnPigEacV1jN746D8–AChI

 

No permitamos que nos cambien ubres, por fusiles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: