Para nadie es un secreto el rosario de problemas que padecen diariamente los pequeños productores de cacao de la zona de Barlovento: carencia de agroquímicos, falta de semillas certificadas, incremento de la delincuencia que roba la cosecha, la falta de servicios públicos. Aunado a eso se suman los procesos burocráticos que tienen que sortear para poder acercar su producto y, peor aún, la amenaza latente del monopolio que quiere ejercer el Estado en la comercialización del cacao.

 

Los granos del Teobroma Cacao lejos de ser la satisfacción lógica de un trabajo honesto como lo era en otros tiempos, hoy se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza: El Estado, a través de la Corporación Mirandina del Cacao, la Sociedad Exportadora de Miranda, La Corporación de Producción Mirandina, La Corporación de Desarrollo Agrícola pretende controlar la comercialización y distribución del cacao y por ende, hacer tambalear la ya débil economía de los cacaoteros de la región.

El monopolio en la compra de la semilla en lugar de potenciar la producción del rubro, traerá como consecuencia más violencia, desabastecimiento y formación de mercados paralelos, así lo aseguró Manuel Gómez Naranjo, director de la Asociación Civil Acción Campesina, durante su intervención en el programa del reconocido periodista y locutor César Miguel Rondón, a través del Circuito Éxitos, cuyo tema fue #ElNegocioDelCacao.

“Lo que quiere hacer el Estado es básicamente, monopolizar la compra del cacao en Barlovento. Ese monopolio, evidentemente no es un monopolio abierto, sino que es absolutamente cerrado porque hay otros demandantes, pero lo que quiere hacer el Gobierno es que ese proceso sea obligatorio y compulsivo, es decir: Yo soy el que te compra el cacao y además de eso, el gobierno dice: yo soy el que fijo los precios artificialmente bajos y, además de eso, te hago una promesa de pago a unos plazos absolutamente indefinidos. Te puedo comprar hoy y te puedo terminar pagándote dentro de unos meses. ¡Hay que ver lo que eso significa en una economía hiperinflacionaria como la que estamos viviendo en este momento en Venezuela! Y sobre todo en un pequeño productor. Estamos hablando de un hombre, de una familia que necesita sus ingresos”.

Adicionalmente,  otro problema, no menos grave, al que se enfrentan los cacaoteros es una especie de impuesto que deben pagar los productores de cacao.

 

“El impuesto está alrededor del 15% sobre las compras, supuestamente para incrementar los ingresos de las alcaldías. Eso, evidentemente es un robo descarado, desmesurado, absolutamente injusto, porque, básicamente lo que se está haciendo es un proceso de expropiación del trabajo de la gente”, sentenció Gómez.

“Nosotros en Acción Campesina le hacemos ver a la gente que cuando a ti te quitan una porción, 1 kilo, 10 kilos o 15 o 40 kilos de cacao, no te están quitando solamente el cacao, sino que te están quitando la libertad. La libertad de decidir a quién hay que venderle o a quién te gustaría venderle y tú negociar con cada uno los precios que están en el mercado”, aseguró.

Se movieron las Redes 

Ante un tema tan sensible y delicado como lo es el monopolio del cacao, la participación de la audiencia fue bastante activa, posicionando en segundo lugar del Trending Topic  el Hashtag #ElNegocioDeLCacao.  Aquí algunas de las opiniones de la audiencia:

 

  • @icegarra: #elnegociodelcacao el gobierno chavista se ha convertido en la nuevaGuipuzcoana. Compran bien barato, venden bien caro. Controlan todo.
  • @andreinamujica:#ElnegociodelCacao Esto es apenas un “bombón” que se está robando Héctor Rodriguez, el cacao venezolano es de lo más cotizado a nivel internacional, por lo menos en Francia. Miranda saqueada, nuestros campesinos arruinados.
  • @eduardomorelly: #ElNegocioDelCacao ese Negocio es como todos los del Régimen, debemos entender donde se Elimina una LIBERTAD, se crea una MAFIA, la LIBERTAD Económica es la más Importante después de la Física, ambas este Régimen las Secuestra y le pone apellido de Ley

Frente a los señalamientos hechos vía twitter, con relación al tema de la delincuencia que se teje alrededor del tema de la comercialización del cacao, el directivo de Acción Campesina expresó que ese tema es extremadamente grave, porque “este proceso de caotización de los mercados de cacao va a incrementar de una manera importante la violencia en la zona de Barlovento que ya de por sí es enorme”.

Afirmó que en Barlovento hay una suerte de código privado que opera alrededor de las comunidades.

“Si alguien es conseguido robando cacao en una finca o pequeño predio, la gente tiene la autorización moral para dispararle y el dilema ético que se plantea es si se entierra ahí mismo o se lanza al Río Tuy. De tal manera que eso es una cosa que está totalmente institucionalizada en Barlovento. Yo conozco un montón de historias, pero hay una en particular que siempre la cuento para ilustrar lo que digo: Hablando con un productor de Barlovento me decía que consiguió a una persona robándole y el cacao y fue a hablar con la mamá del muchacho, porque generalmente los ladrones son de la misma comunidad y le dijo: mire señora, su hijo me está robando el cacao. Qué vamos a hacer? Y la señora le respondió: Bueno, mire, haga lo que tenga que hacer y cuente con mi silencio.

https://www.cesarmiguelrondon.com/entrevistas/el-negocio-del-cacao/

 

El negocio del cacao deja un sabor amargo en los productores de Barlovento
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: