Fue el amor por Venezuela, por la tierra y por la gente lo que hizo que un encuentro casual se transformara en un vínculo que durará por siempre.

Soy Ingeniero Agrónomo, egresado de la UCV. Hace más de 30 años, conocí a Manuel Gómez, durante un curso en Egipto. Con él compartí habitación y un sin número de anécdotas y aventuras en aquellas lejanas tierras africanas.

Muchos años después, y con el afecto intacto, nos volvimos a encontrar en una actividad en Barquisimeto, estado Lara. Esta vez ya Manuel no era aquel muchacho de abundante pelo y sonrisa alegre que desafiaba la brisa del río Nilo, ahora era el Director de una ONG llamada Acción Campesina, de quien ya tenía muy buenas referencias. Pero creo que fue alrededor del año 2010, cuando me invitó a colaborar en la ejecución de un proyecto comunitario que financiaba Pepsico Alimentos y que tenía relación con aspectos sociales y económicos con los productores de papa del municipio larense de Crespo.

Ese fue mi primer contacto real con Acción Campesina, fueron meses de arduo trabajo pero que bien valió la pena el esfuerzo.

Una palabra con la cual me atrevería a definir a Acción Campesina, es SOLIDARIDAD, lo que implica la entrega de los programas que AC dirige hacia las comunidades y la respuestas que fácilmente pueden obtenerse de estas últimas, porque a las personas que hemos trabajado con AC, se nos transmite esa condición y somos capaces de actuar bajo un modelo de entrega a la comunidades.

Me atrevería a decir, que en estos casi ocho años en los cuales hemos colaborado con el desarrollo los programas en Crespo, debemos haber alcanzado,  groso modo,  unas 200 personas de manera directa.

Después de haber realizado entre junio y octubre de 2017, el último trabajo para Acción Campesina, en el desarrollo  del Programa “Autonomía Económica de la Mujer Campesina”, con la participación de 54 mujeres del municipio Crespo, considero que al tener la fortaleza del cumplimiento de las metas que se propone, Acción Campesina tiene en el futuro una gran credibilidad, lo que la hace factible para el cumplimiento de cualquier tarea que se proponga.

Soy amigo de Acción Campesina. Conmigo contarán siempre.

Jesús Dugarte, un hombre de Acción
Etiquetado en:                

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: