Con la intención de continuar con la profundización de los programas que lleva a cabo la Asociación Civil Acción Campesina, nace el Proyecto Covid-19, que viene a ofrecer soluciones rápidas y puntuales a los sectores más necesitados con la entrega de kits de supervivencia, así como de una gran dosis de compromiso convertida en prevención, para evitar que se propague la pandemia del Coronavirus en nuestro país.

En este sentido, el equipo de profesionales y técnicos del Proyecto Covid-19, priorizó los municipios Mario Briceño Iragorry en Aragua; Brión, Pedro Gual, Guaicaipuro y Carrizal en Miranda, José Tadeo Monagas en Guárico, Girardot en Cojedes, Andrés Eloy Blanco en Lara, Rangel en Mérida y Benítez en Sucre; para un total de 7 estados que serán atendidos con 1.401 kits de alimentos, 2.250 kits de productos de higiene personal y con el suministro de 120 cisternas de agua potable; distribuidos en 3 meses.

Manuel Gómez Naranjo, director general de Acción Campesina, explicó que se tiene previsto arrancar el próximo 27 de Mayo, en los 10 municipios de forma simultánea, con la entrega de los primeros 467 kits de alimentos, 750 kits de aseo personal y el suministro de agua potable con cisternas, con los que el  naciente proyecto se suma a los múltiples esfuerzos nacionales e internacionales que se hacen para erradicar el Coronavirus.

Manuel Gómez Naranjo, Director General de Acción Campesina

“Todo lo que estamos haciendo incluye una campaña permanente de información a la comunidad con respecto al Covid-19 y sus medidas preventivas, a través de conversatorios presenciales y vía online, acerca de Buenas Prácticas Nutricionales, Higiene y Manipulación de Alimentos, así como foros para la Prevención del COVID-19,” añadió Gómez.

Además, refirió que espera que este mensaje lleno de esperanza, llegue a las familias que fueron seleccionadas tras un estudio que determinó cuáles eran las zonas con pobreza extrema, dándose prioridad a las familias con mujeres embarazadas y lactantes, población de tercera edad y personas con discapacidad que participan en el  Proyecto Huertos Familiares.

Acción por un futuro mejor

Así mismo, Auroly González, coordinadora nacional del Proyecto Covid-19, manifestó que “lo más importante es continuar apostando por los procesos formativos que permita que se generen cambios en el ser de cada persona, para que desde allí cada quien sea el motor que impulse el cambio en las comunidades”.

Auroly González, Coord. Nac. Proyecto COVID-19

De allí que “cuando trabajamos con amor y reconociendo al otro y a la otra para construir un futuro desde la acción, los resultados redundan en beneficios para todos los involucrados… Juntos como un todo y con un mismo fin logramos un futuro mejor y a esto nos aferramos desde la asociación civil que representamos”, expresó.

González aseguró que la continuidad del proyecto va a depender del control de la pandemia por lo que no descansarán en ofrecer soluciones a los sectores más vulnerables. Por ello dijo que “el trabajo con y para las comunidades continuará porque es el norte de Acción Campesina, propiciando alternativas de desarrollo sostenible, participativas e inclusivas que generen prosperidad en las comunidades”.

La solidaridad se demuestra con hechos

Este esfuerzo de Acción Campesina se refleja en la sonrisa de sus beneficiarios y ya se comienza a ver la alegría en las comunidades en donde el Proyecto Covid-19 está teniendo sus primeros logros. Esto a propósito de que las comunidades que forman parte del Proyecto de Huertos Familiares, ya llevan meses sembrando diferentes rubros alimenticios y ahora les corresponde recibir este complemento.  

Sra. Magle Sandoval, beneficiaria Proyecto Huertos Familiares

Magle Sandoval, habitante del sector Valle Verde del municipio Mario Briceño Iragorry de la entidad aragüeña, explicó que “con la siembra de estos rubros, no he tenido que salir a calle y como el lema ahorita es Quédate en Casa, esto me ha servido porque tengo alimentos sembrados en mi patio y no he tenido necesidad de salir a comprar”.

Del mismo modo, Sandoval dijo que el tapabocas ha sido fundamental en la prevención del Covid-19 y que aunque el uso de éste no le permite mostrar su  gran sonrisa, le ha inculcado a su familia la importancia de protegerse de esta pandemia. “He aprendido a hacer tapabocas para mi familia y mi comunidad; y he contribuido a que todos en nuestro sector nos protejamos contra el Covid-19. Estoy muy agradecida con Acción Campesina porque le he tomado más amor a lo que es un cultivo, a lo que es una siembra y a comer más sano”, expresó.

Equipo de Acción Campesina enseñando a preparar comida sana y nutritiva

Finalmente, la cuarentena en Venezuela y en muchas latitudes del mundo se extiende como un mecanismo para evitar la propagación y lograr la erradicación de la pandemia.

Los números siguen creciendo a nivel global y por ello el Proyecto Covid-19, busca llegar a las poblaciones más distantes y en estado de vulnerabilidad, a través de mensajes de prevención para que estas comunidades tengan a la mano información verificada y cuenten con los insumos necesarios para cooperar con la erradicación del virus.

Con esta serie de medidas, Acción Campesina busca crear conciencia acerca de la prevención contra el Coronavirus Covid-19, para que en un acto de corresponsabilidad, juntos podamos dejar un mundo mejor a las venideras generaciones.

Texto: Henkels Pereira

Proyecto “Covid-19” abona el terreno y cultiva la prevención para cuidar a familias vulnerables
Etiquetado en:    

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: