Foto: Cortesía Infobae

La cuarentena obligatoria que se cumple en Venezuela a causa del coronavirus ha hecho surgir, como un monstruo gigantesco, la vulnerabilidad del sistema educativo, no solo en lo que a infraestructura se refiere, también a las graves deficiencias para poder cumplir con clases a través de plataformas como Internet o Whatsapp. A los bajos salarios, se suma la baja calidad del internet y lo caótico del sistema eléctrico. Pero si eso es un problema en las zonas urbanas, llega a ser una tragedia en las escuelas rurales.

Foto: Cortesía Infobae

Ser educador en la zona rural de Venezuela, más que una profesión es un acto de heroicidad. A los bajos sueldos que ganan los docentes en el país, se les ha sumado la cuarentena voluntaria o distanciamiento social para evitar el contagio por Coronavirus COVID-19. Estas medidas les ha obligado a elaborar estrategias para que los alumnos puedan tener acceso a la educación en estos tiempos de pandemia.

Desde el 7 de abril 2020, el ministro de Educación Aristóbulo Istúriz informó que ya no habría más clases presenciales por el resto del año: “Tenemos que hacer uso de aquellas estrategias pedagógicas de aprendizaje a distancia”, dijo sin mencionar cómo hacerlo con las graves fallas de internet y electricidad.

Foto: Conlupa.Net

El Jefe de Gobierno del Distrito Capital, Darío Vivas, informó que el tercer lapso se realizará con una metodología a distancia y que serán los jefes de calle de los consejos comunales los que comunicarán el plan educativo en las escuelas, a la vez que aseguró que están estudiando el sistema de evaluación para el programa Cada Familia Una Escuela.

Según Vivas, se utilizarán la radio, televisión y redes sociales, para continuar con el aprendizaje en los niños.

Sin embargo, la realidad que se vive en el campo y en otras zonas rurales del país, dista mucho de ser el paraíso tecnológico que se requiere para implementar un sistema de educación a distancia a través de medios electrónicos.

Foto: Cortesía Infobae

Mariela Valderrama es maestra en una escuela de la zona rural en el estado Lara, y en conversación con @Infobae, comentó: “Nosotros debimos haber comenzado en marzo el nuevo trimestre, pero esto se ha ido extendiendo, porque no hay internet ni luz, por lo que resulta bien complicado dar educación vía on line”.

Asegura la docente que la Zona Educativa del estado no les ha informado cómo harán con los niños que no tienen internet. “Se nos informó extraoficialmente que los alcaldes junto con la Defensoría Educativa le van a sacar copias a las actividades para entregarlas personalmente en sus casas a los niños que no tienen acceso a internet”.

Considera absurdo que “el Gobierno está pidiendo que semanalmente se presente la planificación y pruebas, con fotos y videos, de los niños haciendo exposiciones en su casa”.

“No hay manera de resolver los casos de los niños que no tienen internet ni whatsapp y cuyos padres o representantes no tienen idea de cómo resolver una operación matemática, por ejemplo. Y a eso se suma que muchos profesores no tienen internet en casa y tampoco teléfonos inteligentes”.

Para Valderrama uno de los problemas que ha observado en los deberes resueltos que envían los niños es que un número muy alto es evidente que son realizados por los adultos, es decir que las tareas se las hacen mamá o papa”.

“Hacemos el trabajo lo mejor que se puede, pero son muchas las dificultades. Si un docente de primaria gana más o menos 10 dólares al mes, pues apenas estamos sobreviviendo”.

Igualmente, el director de una escuela rural del Zulia, dijo a la periodista Sebastiana Barráez que “donde yo trabajo el porcentaje de atención es nulo hasta el momento”. Apenas ha logrado contactar al 70% de los estudiantes. “Los representantes de mi escuela son muy colaboradores y me han ayudado, porque estoy durmiendo en el plantel, pues no hay gasolina y no puedo estarme desplazando”.

Cuando se le preguntó si el sistema de clases a través de los canales de televisión es efectivo, esta fue su respuesta: “No, porque apenas el 22 de los niños tienen televisión. Y los que tienen me han dicho que las actividades las pasan muy rápido y no les da tiempo de copiar. Además, piden muchas cosas a la vez”.

Explica que uno de los problemas de la educación rural es que muchos docentes tampoco tienen teléfonos inteligentes, ni internet, muchas veces ni siquiera tienen comida. Quienes estamos asumiendo esto somos los directores y algunos docentes que viven cerca de las escuelas”.

Muchos padres están preocupados. El director explica que la logística del gobierno es mentira. “No hay internet, la población estudiantil no tiene operativas las Canaimitas (mini computadoras) o sencillamente no tienen. Los directores comprometidos con la revolución están pasando fotos de casos puntuales de aquellos niños que sí tienen acceso a la tecnología, que son los de la ciudad, porque gozan del internet o sus padres pueden costear el pago de sus teléfonos”.

Foto: Cortesía EvTv

A todo ello se le suma el problema de la electricidad es muy grave en el interior del país y muy especialmente en el estado Zulia.

A su juicio las exigencias del Ministerio de Educación “rayan en lo ridículo, pasan las planificaciones ya elaboradas sin darle oportunidad al docente de adaptarlas. Me imagino que es por la falacia del gobierno de las clases a distancia”.

Los testimonios

  • “Tengo unos ahijados de la Iglesia y los ayude hace días para hacer la tarea. Ellos son del colegio Fe y Alegría y la modalidad es subirlas al Facebook”, dijo dice Edhuar Gascue.
  • Mireya de González es una docente jubilada para quien “es duro pensar como están haciendo nuestros niños y docentes que no tienen ese recurso del internet. Mis nietos del primer y cuarto grado hacen actividades con el material escolar y los envían por Internet. Igual la que está en el liceo, que hasta trabajos en equipo han hecho”.
  • El profesor Efren Barazarte, docente en la UPEL Maracay refleja una dura realidad. “La mayoría del personal docente y los estudiantes no tenemos acceso a internet y a pesar que dejamos las evaluaciones adelantadas, no están dadas las condiciones para culminar de forma virtual”.

Fuente: Infobae

https://puntodecorte.com/sebastiana-barraez-es-brutal-la-diferencia-entre-la-educacion-que-reciben-ninos-en-la-zona-rural-y-los-que-tienen-acceso-a-internet/

La educación en la zona rural: sin Internet y sin electricidad
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: