En Sanare, nos fuimos directo al grano

La Asociación Civil Acción Campesina, en alianza con la Embajada Británica en Caracas, organizó el foro “Impulsando el ciclo del café: una apuesta por las industrias alternativas en Venezuela” como parte de los componentes de un proyecto que provee asistencia técnica para 120 caficultores de Sanare y otras localidades del municipio Andrés Eloy Blanco del estado Lara.

El proyecto busca mejorar las prácticas agronómicas, reforzar el manejo post-cosecha, desarrollar nuevos modelos de negocios que contribuyan a impulsar la economía de la región y propiciar la articulación institucional con miras a garantizar la sostenibilidad de la iniciativa.

VER TAMBIÉN: Alianza entre Acción Campesina y la Embajada Británica impulsa producción de café orgánico en Sanare

“En esta oportunidad, y de la mano de Acción Campesina, estamos apoyando un programa de asistencia técnica para cientos de agricultores de distintas zonas del municipio. Es una apuesta a la resiliencia de la agricultura venezolana y el café destaca como uno de los cultivos con mayores ventajas y oportunidades para obtener altos rendimientos. En este sentido, el estado Lara y el Municipio Andrés Eloy Blanco, presentan enormes fortalezas para la reactivación de este sector de la economía venezolana”, señaló Duncan Hill, Jefe Adjunto de Misión de la Embajada Británica.

El diplomático agregó que con este proyecto se busca incrementar en un 15% la producción de café en las plantaciones y aumentar la calidad de los cultivos de  los caficultores beneficiarios de esta iniciativa.

“Yo quiero ver más café venezolano en los supermercados del mundo. La recuperación económica de Venezuela requiere del concurso de los actores públicos y privados, presentando una oportunidad invaluable para asumir el gran reto de diversificar la economía de una manera sostenible”, indicó Hill.

VIDEO: Impulsando el ciclo del café, una apuesta por las industrias alternativas en Venezuela

Para Manuel Gómez Naranjo, Director General de Acción Campesina, este encuentro fue una buena oportunidad para “agradecer la cooperación de la Embajada Británica, organismo que nos ha brindado el músculo financiero para desarrollar este proyecto, en el marco de solidaridad internacional con países que se encuentran en una situación difícil.”

Agregó Gómez Naranjo que este programa se inició en el mes de junio y continuará hasta el mes de marzo del 2020, beneficiando directamente a 120 unidades de producción en la zona e indirectamente a más de 560 personas de las comunidades de la Cruz, Lechalito, Caspo Abajo, Escalera y Sabana Redonda.

“Uno de los componentes de este proyecto es la gestión de negocio. Debemos cuidar la relación con el mercado y sobre todo la calidad del producto. En este sentido tenemos un gran desafío, porque el café de Sanare en su momento fue una referencia nacional de café de calidad, hoy en día está empezando a verse como un café “sospechoso”. Es necesario unir esfuerzos para recuperar la calidad de este rubro en la región”, expresó el Director de Acción Campesina.

De igual manera, la máxima autoridad del municipio, la alcaldesa Dilia Mendoza, celebró esta alianza porque muestra una oportunidad de mejorar la calidad del café que se produce en la zona.

“Ahora tenemos un reto, como lo es seguir apoyando este tipo de iniciativas y desde la municipalidad damos todo el apoyo a este proyecto, sobre todo a la integración y el compromiso de un trabajo, que a la larga es un beneficio para la comunidad”, dijo la alcaldesa del municipio Andrés Eloy Blanco.

Rodolfo Fernández, Representante Encargado del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), manifestó su satisfacción por este tipo de evento y el impulso que le dan a la economía del país.

“Yo creo que la producción de café de tipo familiar, en Sanare, tiene muchas potencialidades de cooperación ya que hay muchos desafíos que enfrentar. Primero que nada, la producción de café ha disminuido y hay que incrementarla para que la familia cafetalera pueda tener la producción de este rubro y mantener sus ingresos. Sin embargo, esto representa también un incremento en riesgos ambientales que deben disminuirse, ahí es donde es importante la cooperación técnica para aumentar la producción sin tantos agroquímicos, usando insumos biológicos.”

El representante del IICA comentó, además que es sumamente importante agregar valor al proceso del café, partiendo de una materia prima de calidad. “Para ello hay que desarrollar buenas prácticas agrícolas en procesos productivos. Esto es parte del compromiso que tiene IICA con los productores. Tenemos modelos de producción sustentables y los podemos acercar a Venezuela, a través de lo que son las asociaciones de cooperación técnica que tiene IICA con los productores, es decir, el intercambio de experiencias, el intercambio de conocimientos entre las regiones.”, añadió Fernández.

VER TAMBIÉN: El sector agroalimentario está llamado a ser el eje central de la recuperación del país

Es un privilegio contar con socios como Acción Campesina

El representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Lenin Gradiz, indicó que la organización que representa desarrolla en el país un programa de resiliencia para potenciar las capacidades económicas locales.

“La idea es tratar de hacerlo a través de socios locales que tenemos a disposición o que hemos focalizados en estos territorios, uno de ellos es Acción Campesina. Nuestro nivel de cooperación con ellos es directo y en pocos días estaremos firmando un acta de acuerdo, que no solo busca transferir recursos económicos, sino un intercambio de conocimientos, capacitación y fortalecimiento tanto de ellos como organización, como de nuestros beneficiarios”.

Igualmente, agradeció a los organizadores del evento la oportunidad de poder compartir con sus socios estratégicos, con los beneficiarios del proyecto y con la comunidad de Sanare.

“Para nosotros es muy importante este momento, porque nos ha permitido conocerlos, ver la capacidad que tienen de llegar a la gente que de verdad lo necesita. Para nosotros es un privilegio contar con este socio que tenemos”.

 

 

 

Nuevas posibilidades de mercado como horizonte de oportunidades para los caficultores

Durante la jornada se realizó una serie de mesas de trabajo y exposiciones entre las que destacaron la exhibición de barismo, con la colaboración de Jannina Pojan de la Escuela Venezolana del Café; el tostado de café de especialidad, a cargo de la empresa Grano a Grano, así como mesas de trabajo para la mujer productora rural, a cargo de Acción Campesina y expo-venta de artesanía elaborada a base de café.

Hay que resaltar la satisfacción y el compromiso de los productores y de los tostadores de café que participaron en el evento, quienes de manera entusiasta manifestaron el deseo de que estas actividades se multipliquen en las comunidades para que la información llegue a cada uno de los productores de café del municipio.

Esta experiencia abre una ventana de posibilidades a nuevos mercados para  los pequeños caficultores y emprendedores de la región 

 

Impulsando el ciclo del café: una apuesta por las industrias alternativas en Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: